La industria automotriz, la fabricación de equipo de cómputo, la producción agroindustrial y el sector textil han sido los más favorecidos en el estado a un año del T-MEC, al tener reglas más claras para las inversiones y para las exportaciones, sin embargo, dicho tratado debe mejorarse para tener una mejor integración comercial, destacó el presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, José Gil Gordillo Mendoza.

El especialista señaló que la industria automotriz de la entidad acapara más del 85% de las exportaciones a Estados Unidos y el resto queda dividido en los sectores de cómputo, agroindustrial y textil, mismos que se han visto beneficiados con la entrada en vigor del T-MEC ya que ello permitió que el año pasado Aguascalientes cerrara con un nivel de exportación alto.

Gordillo Mendoza indicó que si bien el T-MEC ha dado certidumbre a las inversiones que se están teniendo al haber una claridad en la relación comercial entre México y Estados Unidos, dicho tratado está muy enfocado a la manufactura, aunque la relación de integración comercial debe ir más allá, tal y como se ha visto en otras zonas del mundo, con mayor flujo de talento humano, por lo que debe darse un enfoque distinto. “Creo que actualmente está muy enfocado a lo que son las mercancías y no a una integración comercial que pueda también beneficiar el intercambio de la fuerza laboral, de una mayor apertura, impulsar otros sectores, que no sean nada más los industriales”.

Por lo anterior, dijo que será tarea de los legisladores buscar que se fortalezca ya que en la actualidad el interés está meramente en qué impuesto se le ponen a las mercancías, luego de que muchos de los insumos provienen de China o de Estados Unidos, por lo que tiene un enfoque más geopolítico que de desarrollo de las personas, al menos para México. “Me parece que no muestra un avance significativo en consolidar una integración comercial más sólida, sino que nada más pone ciertas reglas claras para lo que son las transacciones de importación y exportación y que tampoco se han aprovechado estos cambios para desarrollar a los proveedores locales y sustituir a los proveedores extranjeros, particularmente a los chinos, que es lo que busca Estados Unidos, lo cual es difícil”.