Un año después de la implementación del cambio de circulación en la calle 5 de Mayo, con carriles exclusivos para el transporte público y para los comerciantes de locales cercanos, todavía hay vehículos particulares transitando, admitió Arturo Martínez Morales, director de Tránsito y Movilidad.
El Comisario explicó que a pesar de la señalización clara que indica el uso exclusivo para autobuses y acceso a comercios locales, algunos conductores continúan infringiendo las normativas. Sin embargo, explicó que ocasionalmente se observan vehículos particulares transitando por error o desobedeciendo las reglas.
Detalló que las infracciones por utilizar incorrectamente estos carriles no se limitan únicamente a la invasión del espacio destinado a los autobuses, sino que se extienden a todos aquellos conductores que se estacionan en la banqueta, lo cual obstaculiza el paso peatonal.
El funcionario mencionó que el monto promedio de las multas oscila los 700 pesos, con posibles descuentos que podrían reducirlas a 300 o 350 pesos, dependiendo de las circunstancias de cada caso.
Recordó que el enfoque principal sigue siendo educativo, priorizando la sensibilización sobre las normativas de tránsito en lugar de la imposición de multas masivas.
Finalmente, comentó que, aunque las infracciones han sido pocas, los elementos viales continúan trabajando en mejorar la conciencia y el cumplimiento de las normativas en la calle 5 de Mayo, desde Zaragoza hasta el Jardín de Zaragoza.