Al reconocer la urgencia de reactivar los sectores productivos de Aguascalientes, el vocero nacional del PAN, Fernando Herrera Ávila, advirtió que por encima del reto económico debe situarse el de la salud.

De tal manera que quienes se reincorporen al trabajo, lo hagan sabiendo que tienen garantizadas las medidas sanitarias, de higiene y protección que no comprometerán su integridad.

Subrayó que con base en datos de Coparmex y del gremio de economistas colegiados del Estado, se estima que la pérdida económica por la contingencia será mayor a los 2 mil millones de pesos y que el desempleo aumentará hasta en 35 por ciento.

Es decir, de seguir inactivas, cerca de 30 mil empresas estarían en riesgo de cierre y ello incidiría en el aumento exponencial del desempleo y la pobreza por ingresos, explicó.

Fernando Herrera, recordó que tan solo la industria automotriz genera más de 130 mil empleos, de ahí que su reactivación es urgente, y lo mismo sucede con los hoteleros y restauranteros, que ocupan alrededor de 440 mil personas.

El escenario es de urgente retorno al trabajo, pero es indispensable no bajar la guardia en los protocolos para que no se pierda ni la chamba, ni la salud, concluyó.