Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En los últimos años, las empresas chinas han tomado un segundo aire en México con la adjudicación de tres contratos de gran magnitud.
Uno de ellos fue ganado por las compañías CRRC Zhuzhou Locomotive, subsidiaria de China Railway, y CRRC Hong Kong Co Limited, en noviembre pasado para modernizar la línea 1 del Metro de la CDMX.
Va en consorcio con las empresas COALVI y Thales y deberán sumar 30 trenes más grandes y modernos hacia 2024, rehabilitar vías y los sistemas eléctricos.
Un año atrás, en 2019, CRRC Zhuzhou Locomotive también se llevó el contrato para fabricar 26 trenes para la red de trenes ligeros de Monterrey.
En este proyecto, la compañía aportará equipos con servicios de voz y datos, así como la gestión de un conjunto de funciones como sistemas de intercomunicación, localización de vehículos vía GPS y gestión de alarmas.
China Railway encabezada al consorcio que había ganado el contrato para la construcción del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, pero el ex Presidente Enirque Peña Nieto lo revocó después del escándalo e la “Casa Blanca”.
Sin embargo, la empresa ha retomado fuerzas en México con estos dos proyectos ganados a través de su subsidiaria.
En abril de 2020, China Communications Construction Company LTD se llevó un importante contrato: el del primer tramo del Tren Maya, uno de los proyectos estrella de la actual Administración federal. Concursó en consorcio con Mota-Engil.