Para el 2021, la Prodecon pone en alerta a todas las instituciones o empresas que operan con la figura de Donatarias Autorizadas, especialmente del sector educativo, ya que la Ley del Impuesto Sobre la Renta será reformada y si los ingresos que reciben no están relacionados con el objeto social de su constitución, perderán su registro y tendría que donar su patrimonio.

Pamela Cuevas Mendoza, delegada de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, señaló que las donatarias autorizadas sí pueden recibir ingresos diferentes a su objeto social, pero no deben exceder el 50% más uno, si lo hacen perderán posibilidad de deducir en el Impuesto Sobre la Renta y se convertirían en personas morales.

Las escuelas privadas constituidas como asociaciones civiles para recibir donativos deducibles del ISR, se encuentran en peligro y deberán tomar medidas emergentes este mismo año para regularizarse, ya que es un hecho que reciben ingresos diferentes y superan los montos relacionados con las donaciones.

Indicó que la SHCP pretende acabar con la evasión y defraudación fiscal, pero los contribuyentes deben enterarse para corregir sus irregularidades, ya que muchas escuelas por vía de las asociaciones de padres de familia cobran cuotas o aportaciones pero ni siquiera han tramitado la figura de donatarias autorizadas, lo cual deberán de hacerlo de inmediato para evitar complicaciones.

Indicó que la propuesta de reforma de las Donatarias Autorizadas es porque los ingresos no relacionados con la actividad autorizada es la mayor cantidad de recursos que entran a esas instituciones o empresas.

De los casos atendidos en la Prodecon, las asociaciones o sociedades de padres de familia que son constituidas en cada escuela tienen mala administración, no abren cuentas bancarias especiales ni tampoco una asociación especial, otras ocasiones son creadas por las mismas escuelas, no diferentes.