De cara a los siguientes 45 días en que se mantendrá la contingencia sanitaria, la comunidad empresarial de menor tamaño debe acercarse ya a solicitar los apoyos que el Gobierno del Estado ha puesto a disposición en capital de trabajo, con tasas de interés muy competitivas y plazos adecuados, recomendó ayer el director del CIDE, Alberto Aldape Barrios.
“En este momento los empresarios ya pueden calcular sus necesidades de aquí al primero de junio de 2020 y solicitar su crédito, y de esta manera mantener, si no en operación por las restricciones sanitarias, sí la plantilla laboral y el pago de sus obligaciones”.
Luego, puso en alerta a los empresarios para no utilizar las facilidades del Instituto Mexicano del Seguro Social al prorrogar el pago de las cuotas obrero patronales, ya que si se acepta esa medida se les cobrará una tasa de interés de 1.5% mensual, que es un crédito caro, además, se pueden conseguir préstamos mucho más baratos en otras alternativas.
Detalló que el Gobierno del Estado prestará a capital de trabajo con una tasa de interés de 8% anual con créditos que van de 5 mil a 50 mil pesos sin garantías sólo con aval, y la tasa de interés más baja es de 5% anual para créditos superiores a 500 mil pesos con garantía hipotecaria.
El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial precisó que la persona que funge como aval no se le grava nada y tampoco se le inscribe en el Registro Público de la Propiedad, es alguien que solidariamente apoyará al empresario.
Además, existen créditos bancarios con tasas de interés que oscilan en un 12% anual con garantías de Nacional Financiera, la cual es todavía baja respecto al 18% que cobra el IMSS al prorrogar el pago de cuotas patronales, aunque aclaró que las instituciones bancarias únicamente están ofreciendo esos esquemas a sus clientes.