A marchas forzadas y con la intención de regularizar la reprogramación de los servicios médicos ofrecidos en el Seguro Social, mismos que se vieron postergados ante la urgencia de atender la contingencia provocada por el COVID-19, la delegación estatal del IMSS ha logrado recuperar en 150 días, un total de 20 mil consultas de especialidad y 800 cirugías.
Lourdes Andrade Navarro, coordinadora de Planeación y Enlace Institucional del IMSS, precisó que los hospitales así como las Unidades de Medicina Familiar continuarán con la prestación de consultas médicas y cirugías, según sea el caso, en jornadas realizadas los fines de semana.
Cabe mencionar que durante los primeros días de la recuperación de los servicios, en el segundo nivel de atención, resaltan las cirugías y consultas de especialidades como Traumatología y Ortopedia, Neurocirugía, Oncología, Oftalmología, Urología, Angiología, Cirugía General y Pediátrica, entre otras, más.
Respecto al primer nivel de atención, se brindaron cerca de 933 mil consultas de Medicina Familiar, 159 mil de hipertensión arterial, 43 mil 466 detecciones de diabetes mellitus, además de 22 mil de cáncer cervicouterino y 1,684 detecciones de cáncer de mama. También se otorgaron asesorías de planificación familiar, nutrición y aplicación de vacunas.
Asimismo, Andrade Navarro aseguró que en los próximos 120 días continuarán estos servicios en Unidades de Medicina Familiar y Hospitales Generales de Zona, en tanto el semáforo epidemiológico la faculte.