Con la existencia de doscientos cincuenta espectaculares instalados en la ciudad capital, el secretario de Desarrollo Urbano, Adrián Castillo Serna, anunció un diagnóstico de esta actividad lucrativa que la concentran tres empresas concesionadas, donde se buscará garantizar la seguridad entorno a esos espacios y desincentivar esos anuncios que afectan la imagen citadina.
Aseveró que la ciudad está más allá de los intereses particulares y se buscará que se retiren algunos espectaculares, mientras que se modernizarán los que funcionan en los puentes peatonales.
Sobre los espectaculares, dijo que existen tres tipos, con estructura y cartelera, en poste unipolar de una o dos caras, así como el que se instala en los puentes peatonales.
“Algunos concesionarios no están dando el mantenimiento preventivo a diversos espectaculares, razón por la cual se entrará a una revisión minuciosa”, sostuvo.
Agregó que para la renovación anual de esta infraestructura, los propietarios deben presentar sus dictámenes estructurales. Además, dijo que se hará una vinculación con nuevos proyectos, porque algunos puentes peatonales se retirarán de la ciudad, al terminar su funcionalidad por existir un paso a desnivel en la zona.
Incluso, mencionó que se trabaja en proyectos como incorporar escaleras eléctricas para propiciar que la gente cruce las calles a través de los puentes.
En este sentido, precisó que es muy poco el uso ciudadano de los puentes peatonales en la ciudad, lo que se traduce en inversión muerta al no ser aceptada porque niños y adultos mayores optan por no subir y bajar las escaleras.
Por ello, los responsables del Desarrollo Urbano se dan a la tarea de buscar nuevas opciones innovadoras como el uso de elevadores, bandas o escaleras eléctricas para garantizar la seguridad de los transeúntes. “Ante estas opciones, se invita a los inversionistas de Aguascalientes o la región a apoyar estos esquemas que ahora se requieren aquí”.
Finalmente, puntualizó que se tomarán estas medidas porque se avecinan nuevos proyectos en torno al Programa de Movilidad que se desarrolla en el Municipio de la capital, así como por parte del Gobierno del Estado, lo que obliga a una reingeniería en esta materia.