De los obstáculos, paralizaciones  y desconciertos que ha provocado la pandemia quedan experiencias y variantes que deben servir para fijar las bases de la recuperación productiva, por lo que se tiene que mantener la mirada fija en el desempeño.

Un antiguo adagio señala que “de lo perdido lo hallado”, por lo que más que detenerse para quejarse por las pérdidas provocadas por el tristemente célebre coronavirus, es necesario analizar lo que se tiene y de qué manera pueden reorientarse las actividades.

El secretario de Desarrollo Económico (Sedec), Manuel Alejandro González Martínez, reconoce que de marzo a julio se perdieron 15,800 empleos y que varias empresas registran problemas, derivado de la suspensión de actividades que se tuvo como parte del programa sanitario para contención del virus.

Ciertamente, no va a ser fácil la corrección, pero con un mayor esfuerzo y dedicación de todos los factores que intervienen será posible superar esta etapa y la mejor muestra se dio en agosto cuando el gobernador Martín Orozco informó que se crearon 1,400 puestos de trabajo, una parte fueron nuevos y otra de recontratación, pero aquí lo importante es que hay un impulso y debe ir a la alza.

El compromiso de empresas y obreros es impulsar la producción en aras de recobrar el ritmo que se traía en el primer semestre del año, lo que es realizable al contar con el apoyo del gobierno estatal, cuyos funcionarios han sostenido varias reuniones con ambos sectores para determinar de qué manera puede participar.

A partir de agosto se observa una reactivación importante en direcciones empresariales y de prestación de servicio, por lo que se confía que para finales de 2020 podría haber una recuperación del empleo, el cual podría llegar a 12,000, con lo que se habrá avanzado en poco tiempo, lo que se debe en gran medida a la entrega de los hombres y mujeres de negocios, que están plenamente comprometidos en el relanzamiento económico de la entidad.

Aunque la restauración del empleo será paso a paso, de cualquier manera el hecho de haber alcanzado casi millar y medio en agosto y los que se crearon durante septiembre es un buen síntoma que debe seguir con la misma intensidad.

En cuanto a las empresas que están con problemas, la Sedec se ha acercado con sus propietarios o directivos para conocer de primera mano en dónde están las dificultades y de qué manera se les puede auxiliar, ya que lo más importante para la administración estatal es preservar las fuentes de empleo, trabajando coordinadamente.

En la actualidad se tienen un registro ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de 323,000 empleos, lo que habla de la pujanza que existe en el sector empresarial, que pese a las vicisitudes no se deja vencer, por el contrario, los sucesos que aún se viven sirven como acicate para mejorar y en lo que están inmersos tanto empresas locales y nacionales como extranjeras, que han sabido responder en los momentos que más se ha requerido su participación.

NO ESCUCHAN

La violación a los derechos humanos por las corporaciones policíacas no sólo se dan con las ilegales redadas que tienen lugar casi todos los días en distintos rumbos de la ciudad, sino con la manera en que trasladan a los aprehendidos, al hacerlo sobre la batea de las camionetas habilitadas como patrullas, que además de ir esposados están expuestos a las inclemencias del tiempo y si la unidad participa de un accidente llevan la peor parte.

Cuando ocurrió el fallecimiento de un detenido, el cual presuntamente se suicidó, la Comisión Estatal de los Derechos humanos (CEDH) manifestó su desacuerdo con la forma en que llevan a los capturados.

Se informó que este organismo inició “la queja de oficio” por lo sucedido, porque aún cuando esa persona haya atentado contra su propia vida esto se concretó porque no hubo las mínimas medidas de seguridad en el traslado que hacían los policías aprehensores, por lo que en un momento dado saltó o cayó de la camioneta que iba en movimiento, golpeándose la cabeza provocándole una muerte instantánea.

En varias ocasiones se ha comentado Con Usted la manera en que la policía municipal de Aguascalientes trata a los ciudadanos, que pese a que no cometieron un delito pero participaron en un accidente automovilístico – por citar lo más común -, son tratados como reos, colocándoles la pareja de manillas unidas entre sí para aprisionar las muñecas del detenido y luego lo suben a la batea de la camioneta-patrulla, que al estar descubierta son exhibidos en el trayecto como delincuentes y al mismo tiempo deben soportar los rayos solares, lluvia o viento Si el vehículo colisiona con otro o con un objeto fijo el detenido corre el riesgo de quedar mal herido o muerto y salgan con la explicación que seguramente él mismo provocó la situación.

Mediante un escrito, la CEDH dio a conocer que por la información que se difundió el pasado 29 de septiembre, el organismo inició de oficio la queja número 279/20 para el esclarecimiento del suceso, al considerar que es responsabilidad de cada custodio la seguridad de las personas detenidas.

También menciona que la Secretaria de Seguridad Pública Municipal de la capital cuenta con un protocolo y las medidas que debe aplicar para el traslado de las personas a bordo de las unidades, lo que entre paréntesis no cumple.

Es un problema de larga data, como lo reconoce la propia CEDH, al recordar que había elaborado dos recomendaciones generales desde el año de 2017, con los números 1/17 y 2/17, mismas que refieren a la forma de trasladar a los detenidos por parte de las autoridades policíacas, tanto municipales como estatales.

Han pasado tres años desde que se emitieron esas sugerencias y si no hicieron caso es porque no les interesa mejorar los procedimientos.

Es algo similar con lo que sucede en las redadas, que se insiste son acciones “disuasivas”, pero en la práctica lo único que hacen es detener a todo el individuo que se encuentre en su camino, acusándolo de cualquier falta administrativa, actitud que se argumenta es en respuesta a las peticiones de la sociedad para que acuda la “barredora”., como se conoce coloquialmente al convoy de patrullas que recorren las colonias populares para mantener “aseadas” las calles.

Es una situación que viola flagrantemente la Constitución General de la República, al impedir el libre tránsito de los pobladores y detenerlos para investigarlos (o esculcarlos), aún cuando no cometieron una falta, pero mientras no exista una autoridad (aunque sea moral) que se oponga a ese ambiente hostil seguirá presenciándose el constreñimiento de las garantías individuales.

Habrá que ver si realmente hay una investigación en torno al “suicidio” del detenido, o el caso queda igual como el del supuesto delincuente que fue asesinado por un policía municipal con una “llave” china”, lo que sucedió en las inmediaciones del Teatro Aguascalientes.

POCA COSA

Seguramente que a la ex velocista Ana Gabriela Guevara se le hizo poca cosa Aguascalientes, por lo que ni siquiera hizo el intento de reubicar a esta entidad la Comisión Nacional del Deporte (Conade), que con bombo y platillo anunció el presidente de la República. Como parte de la desconcentración del aparato burocrático federal, el mandatario consideró necesario enviar a distintos estados secretarías y direcciones generales, pero hasta la fecha toda ha sido de saliva. Con la sonorense pasa lo mismo que con el Inegi, que oficialmente está asentado en esta entidad, pero los funcionarios de primer nivel despachan en la capital del país, por lo que esporádicamente se dan una vuelta por sus oficinas de la avenida Héroe de Nacozari. Guevara ni siquiera eso ha hecho, por lo que todo se circunscribe a una fábula burocrática.