Sara Ochoa
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Colocar una leyenda o anunciar ante sus seguidores que una información va pagada forman parte de las propuestas que algunos expertos realizan para incentivar una ley que regule el contenido que los llamados “influencers” presentan en redes sociales.

Jorge Negrete, profesor de posgrados de Derecho de la Universidad Panamericana (UP), explicó que aunque las plataformas digitales llegaron a fortalecer la libertad de expresión, también generaron nuevas conductas económicas y modelos de negocio que deben encontrar una oportunidad regulatoria ante la ley.

“Las tecnologías que se denominan plataformas digitales como las redes sociales, son empresas que están generando nuevas conductas económicas en el mundo de la comunicación y modelos de negocio, y a su vez habilitan la libertad de expresión y la democracia, por lo que es una nueva realidad a la que se enfrentan los marcos legales”, señaló.

“Lo primero, antes de regular, es conocer a profundidad esta realidad, para que la autoridad se aproxime al fenómeno que estás plataformas están generando sin inhibirlas”.

El también presidente de Digital Policy & Law recordó casos como el de la youtuber Yosstop o el de los influencers que fueron contratados por el Partido Verde para incentivar al voto durante la veda electoral, en los cuales las autoridades se enfrentaron a huecos legales.

“La ley no está preparada para estos temas y tendríamos que entrar a regularlos como en su momento sucedió que, dentro de la Ley federal de telecomunicaciones, hubo una modificación promovida por la industria de la radio, debido a que se obligaba a los noticieros a que mencionaran cuando estaban dando una noticia objetiva y cuando estaban emitiendo su opinión, y se procedió a hace un cambio en la ley para no hacer esa diferencia porque iba en contra de la libertad de expresión”.

“Lo mismo pasa con los bloggers e influencers, pues ellos venden productos y pueden ser contratados por lo que se debe de transparentar y pedirles que cuando realicen una publicidad pagada, el youtuber o influencer diga que va pagada para respetar el derecho de las audiencias de conocer esa información”.

Sin embargo, ante casos como el ocurrido con el grupo de influencers “Las Chiquirrucas” y el acoso sexual que llevaron a cabo contra un migrante y el cual quedó documentado en su cuenta de Instagram, Negrete reconoció que regular dicho contenido resultaría más difícil, pues supondría que una autoridad podría manejar la libertad de expresión de las plataformas digitales.

A diferencia de México, países como Noruega han legislado para que los influencers, no publiquen fotografías sin especificar si la imagen fue retocada o no antes de ser colgada en la red.