En tanto la Coordinación de Movilidad, señala que por un vacío en la ley del ramo, no hay consecuencias para las plataformas digitales que prestan servicio de transporte público, el Congreso asegura que sí hay sanciones; que los choferes de las empresas morosas, serán multados con 43,400 pesos cada vez que ofrezcan sus servicios.

Y ello sucederá mientras las empresas a las que están afiliados, no se pongan al corriente en sus pagos, en el entendido de que la cuota es de 75 mil pesos, por año fiscal, de enero a diciembre, de ahí que si el gremio inicia en julio, esa misma cuota cubre lo que reste del año y a partir de enero, tendrá que pagarse nuevamente los 74,984 pesos, para tener vigente el permiso.

La titular de la CMOV, Griselda González Morales, expuso que la ley no especifica las sanciones para las Plataformas que no estén al corriente en sus pagos, por lo que se ha recurrido al diálogo con los empresarios.

Sólo están vigentes los permisos de Uber y Bolt; han caducado los de Beat, Didi y Fiu , sin embargo, se acercaron a la dependencia, representantes de Beat y Didi, en aras de pagar sus adeudos; todo indica, que al menos esas dos empresas quieren regularizarse.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Transporte Público del Congreso, Gladys Ramírez Aguilar, afirmó que aunque en la Ley de Movilidad no se establece expresamente, sanciones por falta de pago, se entiende que si una plataforma no paga su cuota anual, es porque no le interesa seguir prestando el servicio de transporte, de ahí que los choferes que tiene dados de alta, no pueden ofrecer el servicio, si lo hacen, serán multados.

Especificó que de acuerdo al Artículo 210, el servicio de transporte contratado por medio de empresas que administran plataformas tecnológicas, solo podrá ser prestado en unidades cuyos propietarios hayan obtenido la carta de registro y la ficha de identificación del operador, en la Coordinación General de Movilidad.

De esta manera, se autoriza a que un vehículo pueda prestar el servicio dentro de una empresa de redes de transporte que administra plataformas tecnológicas, las que están obligadas a tener el permiso vigente.