Agentes del Grupo Homicidios de la Policía de Investigación lograron la captura de dos de los involucrados en el asesinato de un joven, a quien atropellaron de manera intencional luego de que fallaron en su intento por ejecutarlo a balazos.
Quienes ya se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, son quienes fueron identificados como Iván, alias “El Talibán”, de 33 años y Ricardo, alias “El Woody”, de 29 años.
Con base en las pruebas aportadas por la Fiscalía General del Estado, a través del agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios Dolosos, un Juez de Control y Juicio Oral Penal les dictó auto de vinculación a proceso por el delito de homicidio doloso calificado con premeditación y ventaja.
De igual forma, les impuso la medida cautelar de prisión preventiva y dio un plazo de dos meses para el cierre de la investigación complementaria.
Los hechos en los que se vieron involucrados Iván, alias “El Talibán” y Ricardo, alias “El Woody”, se registraron el pasado viernes 13 de noviembre a las 21:00 horas, en la avenida San Francisco de los Viveros y cruce con avenida Vallarta, en el fraccionamiento Balcones de Oriente.
En esa fecha, los ahora detenidos junto con un tercer sicario que no ha sido identificado, intentaron ejecutar a balazos a un joven identificado como Edgar Alexis, de 28 años.
Sin embargo, al momento de interceptarlo, la pistola tipo escuadra con la que pretendían perpetrar el crimen se “encasquilló”, lo que permitió a Edgar Alexis comenzar a correr para tratar de darse a la fuga.
Sin embargo, el sujeto que actualmente se encuentra prófugo, lo atropelló intencionalmente con un automóvil VW Jetta, color negro, sufriendo graves lesiones que a la postre le provocaron la muerte durante la madrugada del sábado, mientras recibía atención médica en el Hospital Tercer Milenio.
Cabe destacar que tras la agresión los sicarios intentaron escapar en el coche VW Jetta con dirección al poblado de Norias de Ojocaliente, pero en su desplazamiento el conductor perdió el control y fueron a impactarse contra un enrejado perimetral de un terreno baldío.
Al ya no poder continuar, decidieron descender del automóvil y escapar corriendo hacia el arroyo que cruza el fraccionamiento J. Guadalupe Peralta Gámez, dejando abandonada la unidad automotriz.