Aguascalientes cuenta actualmente con más de cuatro mil agricultores de hortalizas, quienes están concentrados en la parte nororiente del estado, que abarca a los municipios de Asientos, Rincón de Romos y Tepezalá, gracias al crecimiento de los invernaderos, la agricultura protegida y a campo abierto, informó el presidente del Comité Sistema Producto Hortalizas, Carlos Serrano Rangel.
El 60% de la producción de hortalizas del estado se comercializa en mercados de Guadalajara, Monterrey, Chihuahua, Ciudad de México, Tijuana, y se exporta a varias ciudades en los Estados Unidos como McAllen, Los Ángeles, Chicago, Atlanta y San Antonio, Texas.
Añadió que el 30% de la producción se queda para su venta en la entidad, lo que resulta suficiente dado el tamaño de la población.
Hoy en día, el rendimiento agrícola del jitomate asciende aquí a una cantidad que oscila entre las 85 y 100 toneladas por hectárea a campo abierto, mientras que en la agricultura protegida alcanza hasta las 450 toneladas por hectárea, indicó.
Por su parte, las lechugas tienen un alto rendimiento de 45 mil piezas por hectárea, mientras que de pepinos se cosechan alrededor de 70 mil toneladas por hectárea.
“Aguascalientes, a pesar de las condiciones de su suelo y de que no tiene tanto recurso hidráulico, ha sabido crecer gradualmente en el estado gracias a la tecnificación de los cultivos”, apuntó.
Lo anterior se refiere que los agricultores han instalado sistemas de riego por goteo, porque el objetivo es ser más innovadores, ahorrar el vital líquido y aumentar el rendimiento por hectárea de cada uno de los vegetales o legumbres.
Otro de los factores que han ayudado en la comercialización de las hortalizas de Aguascalientes, se localiza en el mejoramiento de los empaques, lo que genera un valor agregado al conseguirse un sobreprecio en las mercancías.
En entrevista con El Heraldo, Carlos Serrano indicó que tan sólo en el Comité Sistema Producto Hortalizas participan alrededor de 300 agricultores, y con enormes posibilidades de seguir creciendo en el cultivo de estos alimentos, ya que Aguascalientes se caracteriza por contar con mano de obra calificada, comprometida y profesionalizada, así como con unas condiciones climáticas adecuadas, a pesar de ser un estado pequeño.
Por otro lado, el presidente del Comité Sistema Producto Hortalizas reconoció la incertidumbre del sector para definir la superficie de cultivo para el ciclo agrícola primavera-verano y que en el estado suman más de cuatro mil productores.
Para este ciclo agrícola de primavera-verano, que empezará a partir de marzo y abril próximos, los trasplantes de los cultivos serán chiles, jitomates, lechugas, tomatillos, pepinos, calabazas y cebollas.
En los cultivos de invierno, dijo que actualmente se tienen cilantros, brócolis y nopales, y de los productos de invernadero se están terminando los jitomates.
En este momento, los productores se están preparando para el nuevo ciclo agrícola de primavera–verano, de hecho se adelantará la temporada gracias al benigno invierno presentado en el estado, lo que permitirá que arranque antes de lo tradicional, a fin de aprovechar los mercados que requieren de mercancías tempranas.