Una vez que el Gobierno Federal aceptó el apoyo de los gobiernos estatales y de grupos empresariales interesados en adquirir vacunas anti-COVID para atender a la población, el reto ahora será encontrar quién abastezca el biológico, sobre todo de los laboratorios que ya tienen la certificación y licencia de la Cofepris, manifestó René Anguiano Martínez, presidente de la Comisión de Salud de la Coparmex.
Si bien la inoculación en México ha iniciado lenta por el número de vacunas que han arribado al país, saber que varios laboratorios están avanzando en las etapas de prueba para poder comercializarlas este mismo año, permite hacer planeaciones y aprovechar la experiencia que se ha tenido en otros países en cuanto a la vacunación de su gente.
De acuerdo a datos federales, con las vacunas aplicadas en la semana que terminó, se ha logrado que el 0.45% de la población en el país haya recibido la primera dosis, pero se debe revisar la planeación, pues de seguir como estos primeros días de campaña, con pocas vacunas, podría no lograrse el objetivo de terminar de proteger a toda la población del país en marzo de 2022.
Para lograr ese objetivo subrayó el galeno, se necesitaría aplicar 621 mil vacunas diariamente y entonces sí, se podría cumplir la inoculación a todos los mexicanos entre febrero y marzo del año entrante, pero el tema es que no hay producción suficiente del biológico, al menos de los laboratorios autorizados.
Si bien se tiene conocimiento que hay otras tres o cuatro marcas que están en fase de prueba, unas ya avanzadas hasta la tercera o cuarta, el hecho es que todavía no se sabe el resultado concreto de sus aplicaciones “piloto”, además de no tener las certificaciones sanitarias, como ya ocurre con AstraZeneca y Pfizer, cuyo permiso se limita al uso y aplicación dentro de la política nacional de vacunación bajo el concepto de “uso emergente”, por ello la necesidad urgente de hacer cambios a las leyes de la Cofepris para ampliar la posibilidad de compra del biológico.
Lo que se tiene claro es que la vacunación a todos los mexicanos como meta, es algo que sólo se podrá alcanzar con la acción coordinada de los gobiernos Federal y de los estados, además de la colaboración de la iniciativa privada que también ha mostrado la disposición de apoyar con la vacunación de su personal en las empresas; “saber que el presidente de México ha aceptado el apoyo, es ya un buen indicio”.