La Secretaría de Servicios Públicos municipales informó que no hay saturación de demanda para depositar restos humanos en los panteones municipales o en los particulares; de acuerdo a un comparativo de tres años se reportan cifras similares y no queda evidente un repunte a causa del COVID-19.

Miriam Rodríguez Tiscareño, titular de la SSP, señaló que de enero a julio de 2020 acumulan 604 servicios de depósito de restos humanos en los 13 panteones municipales, que es una cifra inferior respecto del mismo periodo de los 775 casos del año 2019 y de las 684 inhumaciones en el 2018.

Respecto a los panteones particulares, las cifras correspondientes a los primeros siete meses del año reportan 1,010 servicios de inhumación, que es un dato inferior al compararlo con los 1,063 casos registrados en igual periodo del ejercicio 2019.

En entrevista con El Heraldo, la Secretaría de Servicios Públicos señaló que de los 13 panteones municipales, en tres de ellos se hacen gestiones para adquirir o acceder a permutas para allegarse de nuevos terrenos que les permitan construir y aumentar la oferta de espacios en Calvillito, Cañada Honda y Jaltomate.

Indicó que en todos los camposantos municipales se cuenta con espacios para ser depositados los restos humanos que requieran del servicio de inhumación.

Miriam Rodríguez Tiscareño subrayó que la contingencia sanitaria por el COVID-19 no ha generado una demanda sustancial de servicios, y en los siguientes recuadros se encuentra el comportamiento durante los primeros siete meses del 2020 con respecto al 2019.

Con esta información queda claro que la población no debe preocuparse ni generar alarma adicional, porque el comportamiento se mantiene este año por debajo de los dos años anteriores, con excepción del mes de julio que registra números más elevados comparado a igual periodo anterior.