Saúl Alejandro Flores

Estimados lectores continuamos con la exposición de lo que comprende el concepto que les he compartido en estas últimas cinco semanas y sobre el que me encuentro desarrollando y denominé como “obligación hídrica”, la semana pasada abordé el marco legal regulatorio como mecanismo que allane el cumplimiento del derecho y concretice la obligación, así como la relevancia de la planeación de los servicios. Ahora continuaré con el apoyo en la operación y mantenimiento, así como para la gestión de los servicios. Pasemos entonces a la exposición.

c) Apoyo para la Operación y Mantenimiento

Se requiere analizar las condiciones que tienen las autoridades estatales de agua y determinar qué aspectos deben fortalecer para garantizar el apoyo a la operación y mantenimiento de los prestadores de los servicios, principalmente a los más pequeños o sin capacidad técnica y financiera, para: 1) Contar con personal y equipamiento especializado para mantener en óptimas condiciones un sistema articulado de apoyo a la operación y mantenimiento de la infraestructura de abastecimiento y saneamiento; 2) El establecimiento de una estrategia de Estado (física y financiera) que facilite y garantice la atención adecuada a la infraestructura hidráulica; 3) Asegurar, aun cuando se establezca algún costo por el apoyo, que éste tome las características de ser prácticamente simbólico, que no imposibilite el acceso a este tipo de servicio a los más necesitados, y que no llegue a ser superior a lo que cobraría un particular; 4) Contar con personal suficiente y capacitado para brindar el apoyo técnico a las comunidades rurales del Estado; 5) Crear o fortalecer las funciones para la actualización permanente del inventario de la infraestructura para la prestación de los servicios. 6) Implementar las funciones y dotar a las autoridades estales del agua del equipamiento, personal y capacitación, para que brinden la asesoría, y en su caso, elaboren proyectos, realicen la gestión para la inclusión en programas federalizados, y den seguimiento a la ejecución.

Pasemos ahora al siguiente rubro:

d) Apoyo para la Gestión de los Servicios:

Al igual que a las labores para el apoyo a la operación y mantenimiento, se requiere analizar la organización de las autoridades estatales de agua para determinar sus necesidades y planear las acciones e inversiones que se requieren para: 1) Que cuenten con las facultades, los instrumentos normativos y estructurales (organización), los recursos humanos, materiales y financieros que les permita; 2) Diagnosticar las necesidades y calidad de los servicios; 3) Diseñar, proponer y coordinar las estrategias, procesos, acciones e inversiones para impulsar la ampliación, el desarrollo y consolidación de los servicios; 4) Coordinar las acciones para la operación y mantenimiento del subsistema de Información de la Prestación de los Servicios (sobre este subsistema les he mencionado en varias ocasiones que forma parte de lo que debe ser el sistema estatal del agua); 5) La creación o fortalecimiento, con el debido equipamiento y personal, de las áreas que se deben responsabilizar de asesorar, brindar apoyo y capacitar a los organismos operadores en labores especializadas de planeación, tarificación, comercialización, contabilidad, y administración de recursos materiales y humanos; 6) Establecer un proceso formal de capacitación y desarrollo a largo plazo del personal técnico de las autoridades estatales de agua que atenderá las labores especializadas propias de sus facultades; 7) Que estén facultadas para diseñar, proponer, coordinar e implementar políticas y procesos estandarizados para la gestión de los servicios, así como la homologación del uso de software de procesamiento de datos e información para la medición, facturación, contabilidad, control de almacenes, etc.; 8) Dotarlas de las atribuciones para la coordinación y concertación entre el Gobierno Estatal, los municipios, los organismos operadores, los usuarios y los sectores social y privado; 9) Que crean y mantengan actualizado el banco de proyectos para la ampliación y mejoramiento de los servicios; 10) Coordinar y supervisar la ejecución de las obras para la prestación de los servicios; y 11) Apoyar a los organismos operadores en el análisis y elaboración de sus tarifas por servicios.

Continuaremos la próxima semana con calidad del agua, inversiones, supervisión y otros componentes, no olviden la importancia de emprender políticas y acciones que permitan que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com