Cecilia de Santos Velasco

Con una cartera vencida por mil millones de pesos distribuidos en 47 mil usuarios de agua potable y alcantarillado que adeudan más de 7 meses, el director de la CCAPAMA, José Refugio Muñoz de Luna, emprendió un recorrido por las colonias denunciadas con una presunta falta de servicio y únicamente se comprobó en el Morelos por las obras de reparación en el pozo.
Tras visitas vespertinas a las colonias como Villerías, Ojocaliente III, Insurgentes, Vicente Guerrero, Villas de Nuestra Señora de la Asunción y el Morelos para verificar la presencia física del líquido en los domicilios, el funcionario señaló que hasta ahora suman 6 mil usuarios con una cartera vencida incobrable por la cantidad de 10 millones de pesos.
Del total de los 300 mil usuarios en el Municipio de Aguascalientes, el 16% se encuentra en una condición de morosidad e informó que la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado cuenta con el servicio de telemetría para ubicar los lugares sin servicio total o parcial.
Previo a la Clausura Simbólica de Palacio Municipal, señaló que lo fue a visitar la persona que encabezó la protesta para llevarle más de 30 recibos por consumos mínimos o hasta de 33 meses de no pago, y se acordó que cada uno de los casos se revisarán en lo particular, pero lo que quedó claro es que en campo sí hay suministro de agua.
“El 90% de los usuarios que se mantienen en morosidad han pasado por el Fondo de Responsabilidad Social y tan sólo en el ejercicio 2019 se destinaron 30 millones de pesos para apoyar a la ciudadanía y pudieran regularizarse en esta obligación de pagar este servicio”.
El consumo mínimo de tarifa doméstica “A” es de 186 pesos y la domestica “C” es de 345 pesos. Con los líderes de colonias se trabaja para que la CCAPAMA visite a cada uno de los usuarios con problemas y de esta manera se conozcan en campo las situaciones y buscar las soluciones reales, donde la mayoría se dará cuenta que agua sí hay, sostuvo.
Al mismo tiempo, consideró que estas manifestaciones pueden traer tintes políticos, porque son las mismas personas que en ocasiones anteriores se les han arreglado adeudos y no han cumplido con sus compromisos adquiridos, dejando que nuevamente se engrose la facturación de pago.