Sineli Santos / Agencia Reforma

CDMX. -Sergio Pérez ha experimentado múltiples emociones en el Gran Premio de Canadá.

En esta pista, el mexicano concretó su segundo podio de por vida cuando corría para Sauber 2012, y que, hasta la fecha, es su mejor resultado en la pista Gilles Villeneuve.

La habilidad de Checo para administrar la vida de sus neumáticos fue la clave para ese fin de semana de éxito, cruzando la bandera a cuadros detrás de Lewis Hamilton, de McLaren, y Romain Grosjean, de Lotus.

Después de aquella temporada, el tapatío nunca pudo repetir la hazaña. Las dos veces que más se acercó al Top 3 fue en 2017, con Force India, al terminar quinto, y en 2023 con Red Bull al rescatar una sexta plaza.

También registra una décima posición en 2016, 4 Top 15, en 2013, 2015, 2018 y 2019, además de dos abandonos en 2014 y 2022.

Si bien es cierto que la suerte no está de su lado, es necesario que Pérez recupere su confianza a bordo del RB20 y se acerque a ese subliderato y a esa extensión de contrato.

En el camino se topará con Carlos Sainz Jr. y Charles Leclerc, de Ferrari, y a Lando Norris, de McLaren, a quienes tiene que superar.

Las fallas en las calificaciones han retrasado al tricolor en la parrilla de salida alejándolo del podio en Miami, Emilia-Romaña y Mónaco, y con un registro de 107 puntos.

Aunque el equipo de las bebidas energéticas fue dominante en el comienzo de la campaña, parece que el rendimiento de su monoplaza cambia en pistas urbanas con baches y bordillos altos.

¿Podrá Checo Pérez acabar con su mala racha en Canadá?