Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Luego de que se negaran todas las suspensiones definitivas en los amparos promovidos en contra del Tren Maya, que prohibían las obras del Tramo 5 Sur, de Playa del Carmen a Tulum, los trabajos avanzan a marchas forzadas.
José Urbina, buzo e integrante del colectivo Sélvame del Tren, aseguró que desde el pasado 9 de agosto, cuando el juez federal Adrián Novelo eliminó las últimas tres suspensiones, la maquinaria pasada tira unos 120 metros de selva por día.
«Esta zona era selva intacta, selva virgen, hace cuestión de días; es increíble la velocidad con la que han avanzado», reprochó en un video compartido en redes sociales y grabado frente a una maquina detenida en la región de Chemuyil.
El Gobierno federal prevé invertir 31 mil 500 millones de pesos para el subtramo Cinco Sur, de 67.6 kilómetros. Para el subtramo Cinco Norte, 43.5 kilómetros de Cancún a Playa del Carmen, está pendiente la autorización de la MIA. El costo previsto es de 28 mil 100 millones.