El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, alertó ayer a los empresarios, a las familias y a los ciudadanos en general a no dejarse llevar por la desesperación económica provocada por la contingencia de salud y caer en las manos de prestamistas y usureros que actualmente les cobran una tasa de interés superior al 6% semanal.

Aseveró que al no haber una cultura financiera y de ahorro, así como una posibilidad de acceso a instituciones de crédito formales, es muy fácil que la gente vea como última opción a los prestamistas que cobran tasas de interés desproporcionadas con respecto a las instituciones bancarias.

Todo esto debe ser considerado y no porque en el mes de octubre pudiera cambiar el semáforo de salud al color amarillo o verde, significa que también la economía familiar va a pasar de rojo a verde de manera automática. En Aguascalientes, por cada 10 ocupados, cuatro están en el sector informal, quienes no tuvieron ninguna prestación mientras no hubo trabajo. Aldape explicó que ahora muchas personas apenas inician sus trabajos e ingresos para ponerse al día en su economía familiar.

LECCIÓN POR APRENDER. El director del CIDE aseveró que las familias y los empresarios deben aprender de esta contingencia sanitaria sobre la importancia de contar con un esquema de ahorro, escogiendo perfectamente a la institución que te garantice la protección de tus dineros.

OPCIONES A LA SEGURA…

  • CAJAS DE AHORRO. Deben ser supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y contar con registro en la Profeco.
  • SOFOMES Y SOFOLES. Se trata de entidades que ofrecen microcréditos, así como algunas sociedades anónimas de promociones de inversiones.