La insuficiencia cardiaca en la vejez es una problemática que debe ser atendida con prontitud ante los primeros síntomas de fallas en el funcionamiento del corazón, consideró la presidenta de la Asociación de Geriatría y Gerontología de Aguascalientes, Carolina Bernal López.
La especialista en geriatría comentó que la insuficiencia cardiaca es un síndrome o un conjunto de signos y síntomas que se da cuando hay una falla en el funcionamiento del corazón. Este padecimiento habitualmente puede ser ocasionado por diferentes enfermedades, tales como una hipertensión arterial elevada, lo que provoca que el corazón se vuelva más grande y ello genere que ya no pueda latir con la misma fuerza y eficiencia de antes.
Carolina Bernal López señaló que otra de las enfermedades que ocasiona insuficiencia cardiaca son los infartos al corazón, derivado de problemas en la circulación, es decir, que no llega suficiente sangre hacia dicho órgano, debido a la obstrucción en las arterias coronarias, lo que provoca que una parte del mismo quede dañada.
Bernal López dijo también que hay otras enfermedades que derivan en insuficiencia cardiaca que son menos frecuentes, como las valvulopatías, donde las válvulas cardiacas, con la edad, se vuelven más rígidas y ocasiona que no cierren de manera apropiada, y como consecuencia provocan que el corazón trabaje de manera forzada durante mucho tiempo.
Entre los síntomas de la insuficiencia cardiaca en las personas de edad avanzada, enfatizó que habitualmente pueden no tener ningún dolor. En ocasiones, el paciente empieza a notar que se le hinchan sus piernas, y también es notario que cuando camina le falta el aire, ya sea a una corta o larga distancia; o bien que, al comer, se agita. Además de que al estar acostado o dormido, siente una falta de aire súbita.
Finalmente, indicó que es importante identificar cualquiera de estos síntomas en los adultos mayores y llevarlos a recibir atención médica de manera inmediata, para evitar que el problema siga progresando, y puedan recibir un diagnóstico y tratamiento médico oportuno a base de medicamentos para mejorar la función del corazón.