El gobernador Martín Orozco Sandoval entregó ayer la modernización del Distrito de Riego 01, en el cual se tecnificó el sistema de conducción del agua de la presa Calles, con más de 400 kilómetros de tuberías para parcelas a favor de 6 mil 200 hectáreas.
Acompañado por alcaldes, funcionarios federales, estatales y municipales, comisarios ejidales y usuarios del Distrito de Riego, el titular del Ejecutivo detalló que esta infraestructura beneficiará directamente a los municipios de Tepezalá, Rincón de Romos, San Francisco de los Romo y Pabellón de Arteaga.
A lo largo de 400 kilómetros de tuberías, dijo que se ahorrará aproximadamente un 60% del agua de la presa Calles que va al riego de miles de parcelas de productores locales. Luego, destacó la importancia de la innovación y la aplicación de tecnología en la producción agrícola de la entidad.
El mandatario estatal expuso que gracias al Distrito de Riego 01 se ha logrado una eficiencia del 90% en el riego de cultivos, lo que permite que hoy se den nuevos cultivos en la entidad mucho más rentables para las familias que se dedican al campo.
En su intervención, Cuauhtémoc Reyes Bernal, presidente de la Mesa Directiva de la Asociación de Usuarios de Juntas de Aguas del Distrito de Riego 01, informó que gracias a la conclusión de esta obra, que cuenta con una red principal de 63 kilómetros de línea de conducción, se benefician a más de 1,600 usuarios.
Reyes Bernal, a nombre de los beneficiarios del Distrito de Riego 01, entregó un reconocimiento al gobernador Orozco Sandoval por el trabajo realizado para impulsar y concretar este proyecto.
Por otra parte, Fredicio Soledad Reyes, director del INAGUA, presentó el Plan Hídrico rumbo al 2050, un documento que almacena datos, propuestas y soluciones para redimir el problema del agua en el estado.
Para concluir, el funcionario dijo que el objetivo de esta publicación es desarrollar proyectos, acciones y programas que son necesarios para garantizar el derecho al agua en un ambiente sano y así mejorar la calidad de vida de los aguascalentenses.