El día de ayer, el presidente de la República pronunció su Tercer Informe de Gobierno en el majestuoso Palacio Nacional. A pesar de que diario pronuncia un informe de actividades en sus kilométricas y tediosas conferencias matutinas, éste resulta de mayor importancia, al representar la mitad de su mandato. Esperaríamos, a estas alturas del partido, pudiéramos comenzar a ver algunos resultados de las distintas políticas y estrategias aplicadas por el gobierno en turno.

Indaguemos un poco sobre cómo llegan las diversas variables macroeconómicas, así como un bosquejo de los riesgos que pudiéramos esperar para la segunda mitad del sexenio.

Comencemos con el crecimiento económico. Durante el último trimestre de la administración anterior, obtuvimos un crecimiento anual de 2.2%. Cómo olvidar aquellas épocas en donde maldecíamos ese eterno 2%; y ahora cómo se extraña. A partir de ese momento, la economía mexicana se estancó.

Durante el primer año de este sexenio, el crecimiento económico fue equivalente a 0%. Después de esto, llegó la pandemia, lo que nos sesga el análisis real del mismo. Para este año, el banco central estima un crecimiento de 6.2%, lo que, sin quitar la excelente noticia que es, aún nos sitúa muy por debajo de los niveles pre pandémicos.

En cuanto Índice Nacional de Precios al Consumidor, hemos observado en estos 36 meses, un comportamiento relativamente estable. Si bien es cierto que en la actualidad se encuentra en niveles muy superiores de la meta establecida por BANXICO, es muy probable que estemos hablando de un periodo pasajero y para finales de año, ya nos encontremos más cercanos al rango objetivo.

La creación de empleos formales en el país acumuló su séptimo mes consecutivo de avances, toda vez que en julio se generaron poco más de 116 mil plazas, con lo que el número de trabajadores asegurados al Instituto Mexicano del Seguro Social aumentó a 20.3 millones de empleados. A pesar de esto y al igual que el crecimiento económico, no podemos aun recuperar niveles del 2019; año en el que la creación de puestos de trabajo había tenido un profundo estancamiento.

Por el lado del combate a la pobreza, bastión en la campaña del presidente, la cosa es aún peor. De acuerdo con el más reciente informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, entre 2018 y 2020 el porcentaje de la población en situación de pobreza presentó un incremento de 41.9% a 43.9%.

En términos generales, podemos constatar que esta administración no ha sido la transformación que el presidente presumía desde su llegada a Los Pinos. Observamos, como en la mayoría de los sexenios anteriores, mucho camino por recorrer y un sinfín de cuestiones por mejorar.

Temas como crecimiento económico, seguridad, ataque a la corrupción deben ser prioritarios en los siguientes tres años, si es que se busca dejar un precedente para años venideros, como se ha comentado tantas veces.

De la mano de los aspectos económicos, se cree que la forma de actuar del presidente, representa el mayor riesgo para nuestro país. En sus mini informes cotidianos, somos testigos de constantes señalamientos, ataques, juicios o hasta opresiones a un sinfín de sectores o círculos sociales.

La famosa frase: “yo tengo otros datos”, nunca puede faltar cuando se le pregunta por alguna cuestión relacionada con las múltiples variables económicas, sociales, civiles, etc.

Tan sólo el día de ayer, en el informe más importante de su administración, se refirió a los tecnócratas con la expresión: “tengan, para que aprendan”, al festejar logros ajenos a su administración. Esta forma de manifestarse del titular del Ejecutivo, caracteriza su modus operandi.

OVERTIME

Pareciera una historia interminable. De nueva cuenta, en la ciudad de Aguascalientes, se reportan altos indicios de contagios, lo que ha ocasionado que la capacidad de los hospitales se encuentre casi en su totalidad. Por tal motivo, durante todo este mes, se instauraron nuevos lineamientos para controlar el aforo en los establecimientos, como medidas sanitarias para atender la emergencia, provocada por el virus SARS-CoV-2. Vale la pena tomar precauciones.

 

 @GmrMunoz

A MI FIEL LECTOR