A pesar del auge que han tenido las ventas en línea en el último año y medio a consecuencia de la pandemia por COVID-19, que permitió que varios puntos de venta prácticamente de todos los rubros pudieran subsistir, lamentablemente 9 de cada 10 negocios formales se encuentran fuera de ese modelo de negocio, quedando marginados y a la deriva.

El presidente local de la Cámara Nacional del Comercio, Humberto Martínez Guerra, detalló que son los pequeños negocios los que principalmente están quedando rezagados, como son tiendas de abarrotes y papelerías, sólo por mencionar algunos. Si bien, algunos negocios cuentan con servicio a domicilio o se encuentran activos por medio de apps, no todos sus propietarios cuentan con las herramientas digitales y el capital para lanzar en internet sus puntos de venta. Agregó que la Canaco ha logrado otorgar alrededor de mil cursos en línea, que han permitido el potencializar en algunos establecimientos las ventas por internet.

Actualmente, las ventas en línea han permitido en promedio elevar ganancias cercanas al 30% a diferencia de los que están fuera de ese modelo, lo que habla de la importancia dijo, de buscar transformar la oferta de sus productos.

“Las ventas en línea llegaron para quedarse, esa debe ser la reflexión de los comerciantes el hacer el esfuerzo y apostarle a vender por medio de las tecnologías. Como organismo apoyamos con capacitación y asesoría para que puedan consolidar su modelo de negocios”, concluyó.