Autoridades de Protección Civil Municipal se encuentran en alerta para localizar la venta de productos pirotécnicos proveniente de otros estados y lo cual se sospecha puede ser comercializado incluso en colonias populares. Con la intención de evitar mayores riesgos, el comandante Samuel Murillo de la Rosa, jefe del Departamento de Protección Civil, indicó que se mantienen constantemente en alerta, aunque reconoció que la temporada de mayor número de aseguramientos se realiza durante diciembre.

El comandante detalló que las fiestas patrias afortunadamente no han implicado un mayor desgaste para las autoridades en el aseguramiento de artículos de pólvora, sin embargo, al tratarse de juegos de costos accesibles y solicitados por los menores a pesar de los riesgos que conlleva su manipulación, se mantienen en vigilancia, por lo que las denuncias ciudadanas resultan sumamente valiosas para evitar alguna tragedia mayor.

Recordó que se han registrado casos donde una persona perdió dos dedos de su mano al estallarle un cohete, así como un niño que llevaba una bolsa con varias cebollitas en su pantalón, las cuales lamentablemente se prendieron ocasionando lesiones serias, y también otra persona que le estalló una paloma en el rostro.

Por lo anterior, la unidad de Protección Civil, indicó, seguirá trabajando para detectar la venta de esos productos que están prohibidos, al tiempo de solicitar el apoyo de los padres de familia para evitar que sean adquiridos.

 

Así lo dijo:

«En muchas ocasiones no se miden los riesgos que implican que los niños sobre todo estén jugando con pólvora. Hay ya cohetes como las «caras del diablo» o «Hulk» que son muy potentes a pesar de parecer inofensivos», detalló.

Comandante Samuel Murillo de la Rosa, Departamento de Protección Civil.