A fin de que la población en general se guarde al máximo y con ello frenar los contagios y los ingresos hospitalarios, desde ayer se decretó el cierre de comercios, por dos semanas, con excepción de los giros esenciales.
Es por ello que se ha reforzado la vigilancia sanitaria para garantizar que se cumpla tal disposición, y en el caso de los establecimientos que sí pueden abrir al público, lo hagan con los protocolos sanitarios correspondientes y control en el ingreso de clientes.
El titular de la Guardia Sanitaria, Octavio Jiménez Macías, dijo que permanecerán atentos, durante el periodo de confinamiento social ordenado por las autoridades estatales.
Reportó que este fin de semana se realizaron 20 visitas a establecimientos ubicados dentro de centros y plazas comerciales de la ciudad capital, como parte del operativo de revisión sanitaria; participó personal de la GS, en coordinación con elementos de la policía municipal.
Intervinieron específicamente en los centros comerciales Altaria y Galerías, para controlar el acceso de los visitantes, especialmente de quienes acudían a las tiendas departamentales y de autoservicio que ahí se ubican.
Fue rebasado el límite de aforo permitido en los estacionamientos de ambos centros comerciales, por lo que se realizó la suspensión parcial de actividades de dos tiendas de conveniencia, también por sobrepasar el aforo autorizado.
Se invitó tanto a los propietarios de los negocios, como a los usuarios, a respetar y cumplir con las disposiciones de seguridad sanitarias ordenadas por las autoridades de salud para la contención de la propagación del virus SARS-Cov-2.
Ahora, con el cierre decretado, estarán alertas para que en esos espacios, las compras sólo sean en línea.
El funcionario insistió en la importancia del uso del cubrebocas, que ahora es obligatorio, guardar la sana distancia, lavado frecuente de manos y máxime si se manipula dinero o mercancía que otras personas hayan tocado.
Sobre las fiestas o reuniones privadas, sean de amigos o familiares, que también están prohibidas, recomendó reportarlas al 911, y aclaró que el virus está presente en todos lados, no respeta parentesco.