A gritos pedía ayuda

Elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado lograron detener a un violento individuo que tenía privados de su libertad a su esposa y a sus tres menores hijos en el interior de una negociación.
Quien está metido en serios problemas por estos hechos es el señor Francisco Javier, de 37 años de edad, mismo que fue trasladado a la Fiscalía General del Estado donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público.
Los hechos se registraron en el municipio de Rincón de Romos, cuando inicialmente vecinos de la calle Madero, en la Zona Centro, reportaron a los servicios de emergencias que en el interior de una mueblería se escuchaban gritos de una mujer pidiendo ayuda, así como golpes y el llanto de unos menores de edad.
Debido a que desconocían lo que estaba sucediendo, es que solicitaban que elementos policiacos fueran a verificar.
Por tal motivo, elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado se trasladaron al lugar señalado y procedieron a la detención de un violento individuo que dijo llamarse Francisco Javier, el cual tenía encerrados en el baño de la negociación a su esposa y a sus tres menores hijos.
Una vez que estas cuatro personas fueron liberadas, la mujer de nombre Reina Lucía, de 29 años de edad, señaló a su esposo de haberla agredido física y verbalmente y cuando sus tres menores hijos intervinieron para defenderla, a todos los encerró en el baño y les impedía salir.