Llama la Iglesia Católica de Aguascalientes, a las administraciones municipales entrantes, a ser sensibles y atender las necesidades del pueblo, especialmente contra los marginados. El vocero de la Diócesis, Rogelio Pedroza, indicó que más allá de los colores partidarios, los nuevos alcaldes y sus respectivos funcionarios, deben gobernar por el bien común.

El Padre precisó que la conclusión y la renovación en su caso de nuevos trienios, es la oportunidad de comenzar nuevos proyectos que tengan alto impacto social, siendo indispensable que los nuevos ediles sean sensibles y se vean realizando trabajos cercanos a zonas marginadas. De la misma manera, indicó que los nuevos gobernantes deberán de velar en todo momento por el bien común, enfocándose a que sus municipios avancen en temas que hubieran podido quedar pendientes.

Agregó, que al igual que en campañas, los presidentes municipales entrantes deberán de regresar a las colonias y atender las necesidades de los ciudadanos, toda vez que ellos fueron quienes les dieron la oportunidad de poder gobernar.

“El gobernante debe velar por el bien común, trabajar por que sus municipios avancen en temas que han quedado pendientes. Ojalá que busquen eficacia en su servicio. Siempre es bueno tener gobernantes sensibles, especialmente con los más pobres y brindar oportunidades de crecimiento a las familias promoviéndolas y facilitando para que se abran puertas para que podamos vivir mejor”, expresó.