Al presidir la Santa Misa desde el Santuario de Guadalupe, el Padre Carlos Alberto García Zavala llamó para que desde el núcleo familiar se fortalezcan los valores y se pueda transmitir la esperanza y la paz, al tiempo de ayudar a los demás.
Expresó que hoy más que nunca y con la intención de evitar que la iglesia caiga en decadencia, es importante autovalorar la falta de humildad y empatía por los demás.
Aún cuando todos de alguna manera son pecadores, lo importante es reconocerlo y trabajar día con día por ser mejores hermanos, y sobre todo tener la humidad de pedir perdón.
Señaló que en ocasiones es necesario cortar lazos con personas que en su actuar expresan negatividad, mismos que van caminando contaminando a personas que ante todo buscan la estabilidad en su interior.
Por lo anterior, el también conocido como “Padre Gandhi”, señaló la importancia de mantener la unión, ser fraternos con los demás y predicar el mensaje de paz y de esperanza, así como lo pidió Dios a sus discípulos.
García Zavala invitó finalmente a dejar de lado el materialismo con el que se conducen algunas personas, que los hace sentir bien ante la sociedad, pero que armónicamente pudieran presentar vacíos que los van alejando de ser sensibles con quienes menos tienen.
“La sociedad no necesita más lobos, necesitamos más ovejas. El lobo es el que destruye, el que se va encima de los demás. Donde está la comunión, el respeto y la fraternidad. La sociedad necesita corderos sencillos, humildes, no buscar protagonismo y sobre todo ser predicadores del mensaje de paz y esperanza”, expresó.