A partir del 2020 a la fecha, el consumo de cocaína ha regresado al estado de Aguascalientes, con 34 casos detectados por el Centro de Integración Juvenil y se encuentra a tiempo para que todos los sectores pongan atención y no se concentren únicamente en el COVID-19, aseveró ayer el titular Mario García Martínez.

Mencionó que la cocaína y la marihuana pertenecen a dos grupos totalmente diferentes, la primera tiene un efecto estimulante y la segunda es depresora, por su lado el cristal es más parecido a la cocaína en cuanto a que es un estimulante, pero la segunda dura mucho más tiempo en el organismo humano, es neurotóxico.

En entrevista con El Heraldo, el director del Centro de Integración Juvenil mencionó que se habían tenido dos años continuos con un registro de consumo ocasional de cocaína, pero no una codependencia y abuso; sin embargo se comenzó atender esa situación en el 2020 y esto significa que esa droga ha vuelto a entrar al mercado de Aguascalientes.

“Se sospecha que no había consumo de cocaína porque estaba escasa en el mercado de Aguascalientes, pero ha regresado y hay que extremar precauciones por parte de todos los sectores de la sociedad para apoyar a los usuarios de la misma”, recalcó.

Mario García Martínez comentó que la cocaína actúa como estimulante por la dopamina y tiene un bajo impacto en el sistema de adrenalina, es decir la persona no duerme y trae mucha energía durante un rato, unas dos o tres horas, tras pasar el efecto vuelve a conciliar el sueño.

Sin embargo, el cristal es una droga con efecto dopamina, pero se caracteriza por su efecto de adrenalina y llega a cuadros psicóticos como el delirio de persecución con efecto de 18 a 24 horas, en casos extremos se extiende hasta 72 horas, la persona no duerme, huye y se hace violenta.

La cocaína se consume de tres maneras: sea inhalada, fumada (crack) e inyectada si se diluye el polvo en agua. Mientras que el cristal es fumado a través de su pipa.

“En el año 2020 se registraron, casi a finales, 32 personas que se acercaron para recibir tratamiento para salir de su adicción a la cocaína y en lo que va del 2021 se han recibido a 4 pacientes, lo que es un alto número considerando que apenas ha transcurrido el mes de enero”, indicó finalmente.