Un foco de contaminación representan los cubrebocas que se desechan a la basura, los cuales deben tener un tratamiento especial para evitar riesgos y grandes problemas de contagios a la población, estableció el director de la asociación Conciencia Ecológica, Humberto Tenorio Izazaga.
Consideró que los ambientalistas deben ver cómo están siendo tratados los cubrebocas y demás material quirúrgico, si está siendo debidamente incinerado o si lo confinan en alguna celda especial, toda vez que son cantidades enormes las que a diario se pudieran estar desechando en el estado.
En tal sentido, aclaró que al Gobierno Municipal le corresponde el tratamiento de los residuos sólidos urbanos de lo que toda la gente produce en sus casas y oficinas. Mientras que el manejo especial de los residuos le corresponden al Gobierno del Estado; y los residuos peligrosos como los radiactivos le tocan al Gobierno Federal.
Por lo anterior, dijo que en ese entendido, en el Relleno Sanitario de San Nicolás no deben entrar residuos radiactivos, sin embargo en cuanto a los peligrosos, no dudó en que de pronto se pudieran colar algunos; por lo anterior estableció que se necesita un manejo muy estricto y apegado a la Norma Oficial Mexicana 083 para el control de todo ese tipo de desechos.