Ante la expectativa de la OCDE de un caída de 10.2% en el Producto Interno Bruto para el 2021, el director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, aseveró que las familias y los empresarios deben desarrollar desde ahora presupuestos que incluyan el último trimestre de este año y los doce meses del siguiente para que estén ajustados al gasto.

Las empresas deben observar que tendrán un mercado contraído y competido, donde deberán ser creativos y competitivos para mantenerse dentro del mercado y sobrevivir en el 2021. Las familias tendrán que cuidar sus trabajos y buscar capacitarse lo más que puedan en cualquier habilidad que posean para avanzar a la creación de nuevos negocios o emplearse en un entorno laboral.

Asimismo, los gobiernos deben estar atentos en sus acciones, ya que el Paquete Económico presentado por la SHCP trae un crecimiento de 4% y una caída de 8%, estas cifras son optimistas y si no se consiguen se afectarán todos los programas de Gobierno Federal y las participaciones hacia los gobiernos de los estados.

Después de la caída del PIB que se proyecta para el año entrante, también se traducirá en oportunidades para que la gente crezca y se desarrolle, pero no se alcanzarán los niveles que se tenían en el 2019 que decreció 0.01%, pero había un mercado laboral en Aguascalientes de 390 mil trabajadores registrados en el IMSS.

“Para volver a esos niveles se necesitará que transcurran dos o tres años, lo que significa que no habrá muchas oportunidades de negocios”, apuntó el titular del CIDE.

También se tiene el esfuerzo que hace el Gobierno del Estado al atraer inversiones extranjeras, pero aquellas suelen ser más sofisticadas en el uso de la mano de obra, ya no es la inversión intensiva en mano de obra que daba la oportunidad de crear cientos o miles de empleos, ahora son pocos empleos pero bien pagados pues requieren una alta especialización.