La cámara de El Heraldo captó un grupo numeroso de personas en las afueras de varias agencias funerarias de la ciudad. Esto se debe a que las casas de velación están siguiendo los protocolos de seguridad encaminados a evitar los contagios de COVID-19. En el caso de la conocida agencia fúnebre, solo se permite la presencia de 15 personas por servicio y el tiempo de velación está reducido a 4 horas.