Arrancó el Centro de Apoyo a Niños con Cáncer en Aguascalientes las actividades de “Septiembre, el Mes Dorado del Cáncer Infantil”, a través de las cuales se busca concientizar a la población y que conozcan más acerca de esta enfermedad, informó su coordinador, Roberto Flores Salas.

El activista comentó que CANICA Aguascalientes hace esfuerzos importantes para que la gente conozca más acerca de los signos y síntomas del cáncer infantil y particularmente en septiembre es la oportunidad que tienen para generar la conciencia colectiva de que a cualquiera nos puede pasar. “Es difícil, pero es una realidad la que viven muchos niños alrededor del mundo y en nuestro país pasa lo mismo, entonces el objetivo es hacer conciencia de esta posibilidad y que todos seamos solidarios y que se sumen a diferentes campañas que hay alrededor de muchas organizaciones”.

Indicó que como parte de las actividades, el próximo domingo 4 de septiembre tendrá lugar una carrera a beneficio de CANICA donde van a participar unos 300 corredores en cuatro categorías: 5, 10, 20 y 30 kilómetros a partir de las 7:30 de la mañana en Tapias Viejas, Jesús María en el camino viejo hacia Calvillo, donde los interesados deberán pagar su donativo de 350 pesos y con ello tendrán derecho a una medalla, a la hidratación y a un chip electrónico que irá en sus tenis para conocer los tiempos hechos en la carrera. “Lo recaudado será para continuar con las actividades de CANICA en beneficio de los niños con cáncer que son apoyados”.

Adicionalmente, dijo que también llevarán a cabo algunas actividades relacionadas en diferentes escuelas del estado, donde buscarán concientizar a los niños y adolescentes sobre los signos y síntomas del cáncer y en sus redes sociales hablarán de esta realidad y de los diferentes tipos de enfermedad que existen, mediante explicaciones sencillas para que todos sepan qué es la enfermedad y puedan entender y orientarse.

Estableció que los tipos más comunes de cáncer en los niños son la leucemia en sus diferentes tipos, la cual se presenta en el 55% de los casos, seguido de la retinoblastoma, que es un cáncer ocular que comienza en la parte posterior del ojo (retina) y que tiene mayor incidencia en los niños de 0 a 4 años de edad. “El cáncer no es una sentencia de muerte, ya que de atenderse en etapas tempranas, hay una posibilidad fuerte de vida”.