En lo que va del año, se han retirado más de 300 motocicletas por no portar placas o presentar irregularidades, informó Antonio Martínez Romo, secretario de Seguridad Pública Municipal.
Martínez Romo explicó que se está implementando un programa intensivo para abordar las preocupaciones relacionadas con los motociclistas, especialmente en cuanto a la velocidad y el cumplimiento de las normativas de seguridad vial. Se ha observado que muchos motociclistas circulan sin placas, sin cascos protectores y, en algunos casos, con más de dos personas a bordo, lo que incrementa el riesgo de accidentes.
Respecto al número de motociclistas fallecidos en lo que va del año, el secretario indicó que al menos seis personas han perdido la vida en accidentes relacionados con la pérdida de control del vehículo. Estos incidentes han involucrado colisiones con objetos fijos como árboles, postes o guarniciones, y en algunos casos, se ha mencionado la influencia del alcohol como factor contribuyente.
Además, se ha señalado un notable aumento en el parque vehicular de motocicletas. Si bien no se dispone de cifras exactas, se estima que el crecimiento ha sido considerable, posiblemente en un 200%, lo que refleja la creciente popularidad de las motocicletas como medio de transporte accesible para la población.
Las autoridades locales continúan trabajando en medidas preventivas y de aplicación de la ley para garantizar la seguridad vial de todos los usuarios de las calles.