Pese a las condiciones adversas que se arrastran desde 2020, debido al desbasto de componentes, la industria automotriz mantiene sus programas de trabajo en espera que pronto se regrese a la normalidad, lo que es factible en función que varios países de Europa y América trabajan en crear sus propias fábricas de suministros.

Con lo anterior se terminará la dependencia en que los ha tenido el mercado asiático, que al ser el único que produce ese tipo de dispositivos obliga a entrar en lista de espera y que esta vez ha sido demasiado prolongada, lo que motiva a que las armadoras de automóviles tengan que suspender actividades, con todo lo que representa para las firmas y las propias empresas de autopartes, que también han tenido que parar líneas de producción.

La solución más cercana es tener en alguna parte del viejo continente y de América manufactureras de componentes, lo cual ya se diseña con la confianza de alcanzar un procedimiento seguro de abastecimiento, con lo que se acabarán los problemas que actualmente se resienten.

El dirigente del Sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica, Rogelio Padilla de León, consideró que por ahora no hay alguna forma de revertir la situación, lo que hace presagiar que el problema puede prolongarse hasta el mes de mayo, por consecuencia seguirán los paros técnicos al representar la única defensa que está al alcance de la industria del automóvil para afrontar la situación.

Dentro de este problema, lo positivo está en la respuesta de la patronal ante la gestión que ha hecho la representación sindical, de que no se registren recortes de personal y que además en diciembre pasado se pagara el aguinaldo completo pese a que durante 2021 hubo días de paro obligado; asimismo se ha tenido que negociar para que el impacto al salario sea un máximo del 50%, lo que aún cuando reduce el ingreso conserva los puestos de trabajo, que es uno de los objetivos torales. Son circunstancias especiales que por fortuna las han comprendido los empleados, ya que sólo unos cuantos han decidido dar un paso de costado, en cambio quienes siguen al pie del cañón saben que no tarda mucho en resolverse.

Padilla de León sostuvo que “vamos a seguir dialogando y trabajando para que las empresas continúen siendo viables, sustentables y a la vez buscar que no se pierda ninguna fuente de trabajo. Esperamos que para el mes de abril y mayo ya estemos repuntando y tomando la producción a su máximo nivel. Es lo que esperamos conseguir en 2022 y que en el segundo semestre ya estemos en el máximo nivel de producción”.

Es indudable que el año que recién concluyó cerró con inconsistencias, con una producción de automóviles que quedó abajo del 30% de lo programado, por lo que resulta innegable que los planes de negocios no se cumplieron, y aún cuando hay empresas con problemas financieros, no son tan críticos ni graves al salir avantes con las ventas alcanzadas a lo largo del ciclo, mientras que otras han tenido la fortuna que sus corporativos los apuntalen, lo que inevitablemente lleva a considerar 2021 como “un año atípico, complejo, en el cual lo bueno que podemos rescatar es que no hubo despidos, no hubo recortes de personal, algo que en su momento tuvimos la gran duda de que pudiera suceder y que por fortuna no ocurrió”, puntualizó Rogelio Padilla.

AÑORAN LO ABSURDO

Si no fuera algo irracional pasaría como algo ingenioso de un burócrata necesitado que sus jefes reconozcan lo inteligente que es, pero en la práctica es fuera de lugar pretender que se reimplante el cobro de tenencia vehicular, porque esto representa un impuesto sobre otro, dado que el dueño de una unidad motorizada paga las placas y con eso es más que suficiente para que contribuya al gasto público.

Cada vez que inicia un sexenio o un trienio los respectivos gobiernos buscan captar la mayor cantidad posible de recursos, con el argumento que para crear o mejorar las obras y servicios necesita de nuevos gravámenes, o aumentar los que están, pero en el día a día los ciudadanos no perciben las ventajas que propalan los jilgueros.

Actualmente, en la capital del país la jefa de gobierno impuso un cobro a las empresas repartidoras de productos que operan mediante dispositivos electrónicos, por lo que no se duda que en algún momento también se aplique aquí, lo que de llegar a darse sería un robo más del que mensualmente comete el Ayuntamiento de Aguascalientes, al mantener la cuota por derecho de alumbrado público, pese a que existe una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Se menciona que esta entidad es una de las trece que no aplica el cobro por tenencia vehicular, lo que representa anualmente una “pérdida” millonaria para las arcas estatales, sin aceptarse que desde el momento en que se pagan las láminas ya se hace el tributo correspondiente. La pregunta obligada es por qué se ha de pagar por poseer una unidad por la que ya se hizo dicha aportación. Hablar que por ese motivo hay millones de pesos de pérdidas es una exageración, puesto que hay otras formas de allegarse recursos para la realización de la obra pública y una de ellas es el uso racional de lo que se dispone, evitar gastos superfluos y terminar con la costumbre de comprar decenas de vehículos cada año que sólo sirven para que en las dependencias se den el lujo de presumir su parque y que los funcionarios de distinto nivel puedan cacarear que se les hizo justicia.

La insistencia se basa en que Aguascalientes tiene un parque vehicular en crecimiento, por lo que “se desperdicia” fortalecer las finanzas estatales y que se tenga una mayor independencia fiscal, sin embargo, de hacerse como lo sugieren los teóricos provocaría un reclamo ciudadano que políticamente no convendría, aunque se entiende que es algo que puede suceder en algún momento, por lo que los habitantes tienen que estar atentos para que no los tomen desprevenidos.

RECUPERAR EL RUMBO

En los años de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos enfrentó la carencia de mano de obra ya que sus hombres y parte de las mujeres fueron enviados al frente, por lo que las fábricas y campos agrícolas necesitaban urgentemente de obreros, lo cual abrió las puertas para que miles de mexicanos aprovecharan la oportunidad y mediante programas vigilados por los respectivos gobiernos se les contrataba por un cierto período, lo que permitió que fuera la migración mejor ordenada de cuantas ha habido hacia el vecino país. Es algo que retoma el Servicio Nacional del Empleo, al informar la directora en Aguascalientes, Carmen Villa, que quienes cubran los requisitos pueden trabajar en el extranjero con todas las garantías que permiten los convenios con el país de destino. Mencionó que en diciembre pasado hubo solicitudes de 49 plazas de cocina y enfermería para desempeñarse en Canadá y Alemania, respectivamente. Es un programa de movilidad laboral, en el que básicamente los interesados deben cumplir con los requisitos migratorios y al mismo tiempo tener el perfil que piden las empresas solicitantes, lo que asegura que viajen con todas las garantías de ir a un trabajo seguro y un regreso en los mismos términos. Así se evita hacerlo de manera furtiva, al amparo de individuos que ofrecen pasarlos “al otro lado” con todos los peligros que esto entraña. Quien desee trabajar fuera de México puede acercarse a la oficina del Servicio Nacional del Empleo (SNE), que se ubica en avenida Aguascalientes Sur 3214, Prados del Sur, y con teléfono 449 971 9401. En el caso de Canadá, en diciembre se ofertaron en Québec nueve vacantes para técnicos en gastronomía y con la obligación de tener un dominio de inglés básico, mientras que Alemania requirió personal de enfermería con conocimientos en psiquiatría, psicoterapia y servicios asistenciales, ofreciéndose 40 lugares para el Hospital del Norte de la Selva Negra, en el estado de Baden-Wurtemberg y aquí los interesados reciben cursos del idioma alemán de manera gratuita. Es sin duda una buena opción viajar con total seguridad y sabiendo que el Gobierno mexicano respalda su traslado, por lo que es importante que quienes cubran el perfil solicitado se acojan a esta oportunidad.

¡Participa con tu opinión!