Persiste la brecha salarial y laboral entre las mujeres, por lo que siguen remando a contracorriente en su lucha por lograr la igualdad con los hombres, reconoció la presidenta de la Asociación Mujeres Empresarias Mexicanas, Elvia Alicia Jaime García.
Al referirse al movimiento Un Día sin Mujeres de hace un año, la presidenta de MEMAC afirmó que aún hay muchos temas qué trabajar, por lo que tras el acto de hace un año no existen aún muchos avances. “Las mujeres estamos luchando por cerrar esa brecha salarial, estamos luchando por cerrar la situación de violencia contra la mujer. Creo que aumentamos en número de violencia contra la mujer, pero seguiremos luchando contra eso. Hubiera sido un movimiento exitoso si no hubiéramos tenido el problema de la pandemia porque prácticamente se perdió ahí ese efecto que surgió”.
Asimismo, lamentó las malas opiniones y comentarios que hace el propio presidente López Obrador hacia las mujeres, afirmando que ello hace todavía más difícil avanzar en la búsqueda por un bienestar hacia ellas, por sus derechos y por la igualdad, sin embargo, dijo que siguen en pie de lucha.
Reconoció que ha sido difícil para las mujeres poder desarrollarse en el ámbito empresarial, ya que siempre van a contracorriente y el esfuerzo es superior al tener que desempeñar varios roles, no sólo el de empresarias, sino el de mamás y de esposas, aunado al trabajo no remunerado, en donde está una gran parte de las mujeres, luego de que falta más participación en ese tipo de labores del hogar por parte de los hombres.
Por lo anterior, Jaime García indicó que en el caso de las socias de MEMAC, las empresarias tratan de apoyar a todas sus colaboradoras brindando oportunidades de capacitación y en tener un mayor acercamiento. “Es entender que estamos dentro de roles complicados, pero estamos para salir adelante. Creo que es de manera general en las empresas que representamos a MEMAC, el que si se dan oportunidades para las mujeres”.