De modo gradual será el proceso de reactivación de las ciento cuarenta y ocho fiestas patronales que se celebran año tras año y que involucran a casi 2 mil comerciantes temporales, donde cada párroco se encargará de informar a la Dirección de Mercados, Áreas Comerciales y Estacionamientos del Municipio capital si ya pueden ser autorizados o no los permisos correspondientes en torno a las celebraciones religiosas.
Al informar lo anterior, Israel Díaz García, director de Mercados, Áreas Comerciales y Estacionamientos, señaló que los párrocos o los responsables de los templos se encargarán de marcar la pauta y ellos dictaminarán la cantidad de días que dedicarán a las fiestas patronales u otro evento, todo alineado a seguir cuidando la salud de los ciudadanos.
Agregó que la instalación de comercio estará en función de las necesidades de las parroquias y los párrocos serán los responsables de solicitar el tipo de servicios o comercio que se podrá ofertar a los fieles que acuden a las actividades religiosas.

NÚMEROS Y FESTEJOS
· 148 fiestas patronales dejaron de celebrarse entre marzo de 2020 y el mes en curso.
· Entre 1,800 y 2 mil comerciantes tienen permisos de temporada.
· Entre 8 y 15 días previos al festejo, los párrocos hacen llegar su solicitud los permisos ante las autoridades municipales.
· Actualmente, se registra una afluencia del 70 al 80% de la máxima capacidad en tianguis y mercados.

FESTEJO SÍ, PUESTOS NO. Acaba de realizarse la primera fiesta patronal desde que llegó la pandemia sanitaria en la Parroquia del Sagrado Corazón, donde el párroco no quiso comerciantes y por ende no se autorizaron permisos para instalarse en las inmediaciones del templo.