Con la finalidad de proponer a productores de granos básicos de temporal, principalmente de maíz y frijol, la posibilidad de mejorar su cultivo y tener cosechas con más calidad y cantidad, es que se han estado haciendo experimentos en parcelas de distintas zonas del estado, haciendo uso de paquetes tecnológicos y mejores semillas que puedan dar rendimiento con el agua de lluvia.
Miguel Muñoz de la Torre, secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial, manifestó que se han estado evaluando semillas de maíz y frijol que puedan ser utilizadas para la siembra de temporal, y una vez que ha pasado lo mejor del tiempo de lluvias, se han recorrido parcelas demostrativas establecidas en el INIFAP, observando los resultados.
En estos recorridos se ha convocado a participar a productores y representantes de casas comerciales de semillas, y hasta ahora parece que se van a tener buenos resultados, pues esto seguro se tendrá por el buen temporal que se ha gozado este 2021, el buen manejo que se ha dado al cultivo atendiendo las recomendaciones de los investigadores del campo experimental.
Comentó que se ha hecho equipo con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias y las casas semilleras, y derivado de las evaluaciones que se ha hecho se ha logrado apoyar a cada vez más productores de granos de temporal.
A la fecha, informó, han sido 6 mil 909 los productores que han tenido el impulso del Programa de apoyo para la Adquisición de Semilla de Maíz y Frijol de Temporal en beneficio de 34 mil hectáreas y reiteró que se continuará trabajando por los pequeños productores que producen en esta modalidad agrícola.
Cabe mencionar que la Sedrae con el apoyo del INIFAP, cada año trabaja para ofrecer a los productores los mejores híbridos de semillas, con el propósito de incrementar los rendimientos tanto de maíz como de frijol, y mejorar las cosechas en cada parcela y por ende, los ingresos para los productores, que saben que esto será posible al tener un manejo adecuado del cultivo, desde la preparación del suelo, elección de semilla, método de siembra, fertilización, labor en el cultivo, el agua que es fundamental y el control de plagas.