El Poder Judicial de la Federación echó abajo el Decreto emitido por el Gobierno del Estado que permitía la eventual apertura de negocios prestadores de servicios en la entidad en medio de la contingencia sanitaria por COVID-19, por lo que ahora tendrán que bajar cortinas.

El juez tercero de Distrito, en turno, concedió la suspensión provisional en el juicio de amparo promovido por el ciudadano Manuel Fernando Díaz Rodríguez, conocido como “Manene”, en contra de dicho decreto argumentando que la apertura de bares, antros, boliches y demás establecimientos previstos en el decreto pone en riesgo la salud de la población, pues beneficia la propagación del virus que se ha demostrado que es nocivo y mortal para muchos sectores de la población, tal como lo ha indicado la Organización Mundial de la Salud en su declaración de pandemia por coronavirus.

De tal forma que sigue vigente el Aviso General emitido días antes por el Ayuntamiento de Aguascalientes, en el sentido de que los diversos establecimientos deberán permanecer cerrados y prestar servicio exclusivamente a domicilio, en los casos que su labor así lo permita.

El juicio de amparo fue admitido el viernes 21 de marzo en el Juzgado Tercero de Distrito bajo el expediente 270/2020 del Poder Judicial de la Federación, en turno para casos de emergencia, como es ahora.

En entrevista, Díaz Rodríguez explicó que este domingo fue notificado de la suspensión provisional en tanto se decreta la audiencia, misma que se llevaría a cabo una vez que los jueces regresen de la cuarentena, programándose para el próximo 29 de abril al filo de las once horas.

Reiteró que la suspensión provisional determina que todos los bares, antros y demás establecimientos no abran si no es para ofrecer servicios para llevar, tal como lo había determinado el Ayuntamiento capitalino, “a fin de evitar que haya un daño irreversible a la salud de la población”.

Expuso que más allá de las decisiones políticas hay que ser conscientes y atrevernos a decirles cuando no están haciendo bien las cosas; “porque si quienes nos representan no hacen algo para cuidarnos, debemos hacerlo los ciudadanos”, concluyó.