Saraí Cervantes y Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las cancelaciones de vuelos por la nueva ola de contagios de Covid-19 ocasionaron ayer un caos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).
Las aerolíneas que operan en la terminal capitalina cancelaron 50 vuelos.
De acuerdo con datos del AICM, Aeroméxico canceló ayer 48 vuelos y tuvo 66 demoras; Volaris registró 2 cancelaciones y 30 demoras, mientras que VivaAerobus tuvo 7 demoras.
La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) confirmó 87 pilotos contagiados, de los cuales 69 son de Aeroméxico, 14 de Aeroméxico Connect y 4 de Aeromar.
El jueves, la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) señaló que 140 sobrecargos estaban contagiados.
Aeroméxico, que canceló el jueves 22 vuelos, precisó que antes de iniciar un vuelo aplica pruebas de antígeno a toda la tripulación y solo en los últimos 15 días hizo 25 mil pruebas, pues sus sindicatos se lo exigen y tienen estrictos protocolos para evitar contagios entre los trabajadores.
Ayer, el valor de la acción de la compañía cayó 16.5 por ciento para cerrar en 1.92 pesos.
En tanto, VivaAerobús informó que ante la evolución de la pandemia con efecto en las tripulaciones de las aerolíneas a nivel global, la empresa ha reforzado sus protocolos.
«Actualmente, alrededor del 4 por ciento de la planta total de tripulantes se encuentra en aislamiento por sospecha o caso confirmado», indicó en un comunicado.
Hasta anoche, Volaris no había dado una postura oficial a la afectación en sus operaciones por tripulación contagiada.
En el AICM se pudieron observar escenas de pasajeros que reclamaban a los empleados de las aerolíneas por las cancelaciones o retrasos.
«¿Cómo que cancelado? ¿Por qué? Tengo una conexión a Chicago en la tarde, no me hagan esto», gritó la señora Cristina Zapata a los trabajadores de Aeroméxico.
Mauricio Sosa, salió iracundo de los mostradores.
«No puede ser que nadie te atienda, te dan un maldito número telefónico, para qué, si ni contestan, ya perdí el vuelo (a Cancún), ajá, lo programan para mañana, pues mañana yo regresaba, gracias», ironizó.

¡Participa con tu opinión!