Tonatiúh Rubín
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Covid-19 es la sexta pandemia mundial que ocurre en los últimos 100 años como consecuencia de las actividades humanas que degradan la naturaleza, apunta un reporte internacional de científicos.

Si bien el origen de esta enfermedad es un microorganismo de un animal, se convirtió en una emergencia debido a las acciones de la humanidad, como la expansión de la agricultura y el comercio insostenible, señala la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES, por sus siglas en inglés).

A nivel mundial, se estima que existen un millón 700 mil virus sin descubrir en mamíferos y aves, de los cuales hasta 850 mil pueden infectar a las personas, como lo hace el SARS-CoV-2, responsable del Covid-19.

“La ciencia nos dice que habrá cinco nuevas enfermedades emergentes cada año”, advierte Peter Daszak, presidente de EcoHealth Alliance.

Una enfermedad emergente es provocada por un agente infeccioso que fue identificado recientemente, como el SARS-CoV-2, y que era desconocido, señala un artículo de J. Oromí Durich de la Universidad de Barcelona.

Las cinco pandemias mundiales previas a la del Covid-19 también tienen su origen en animales, precisa Daszak: la enfermedad por el virus del Ébola, la enfermedad por el virus del Zika, el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés), el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y la influenza que causó el virus H1N1.

“Todavía confiamos en los intentos de contener y controlar las enfermedades después de que surgen a través de vacunas y terapias. Podemos escapar de la ‘era de las pandemias’, pero se requiere un enfoque mucho mayor en la prevención”, destaca Daszak.

Hasta julio de este año, el costo de la pandemia del Covid-19 se calculaba de 8 a 16 billones de dólares en todo el mundo.

Los científicos, por el contrario, estiman que reducir el riesgo o prevenir pandemias es 100 veces menos costoso, indica el reporte “Taller de IPBES sobre biodiversidad y pandemias”.

“Pones un dólar en prevención y tienes un retorno de 100 dólares en el futuro”, afirma Daszak.

Con el fin de prevenir futuras pandemias, IPBES propone crear un consejo de alto nivel intergubernamental para contribuir a la toma de decisiones en materia de enfermedades emergentes.

También sugiere la creación de una evaluación de impactos para la salud de enfermedades emergentes, que tendrían que realizar los grandes proyectos de desarrollo y de uso de suelo.

Además, reducir el tráfico internacional de especies mediante un nuevo acuerdo y promover cambios en el consumo para reducir la expansión de la agricultura, como impuestos a la carne y a la producción de ganado.