Mircea Mazilu

Hoy se cumplen 85 años de la nacionalización de los ferrocarriles de México, obra que se llevó a cabo el 23 de junio de 1937 por iniciativa del presidente Lázaro Cárdenas. Se trata precisamente de la estatalización de la empresa Ferrocarriles Nacionales de México S.A., la cual fue creada en 1908 con el objetivo de fusionar las vías férreas mexicanas, hasta entonces controladas en su mayoría por compañías extranjeras.

A continuación, en mayo de 1938 dicha empresa fue entregada al Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM) para que éste la administrara.

No obstante, en 1995, casi 6 décadas después de la expropiación, el presidente Ernesto Zedillo decidió privatizar Ferrocarriles Nacionales de México, provocando su desaparición en muy pocos años y, con ello, el declive del transporte interurbano de pasajeros por medio del ferrocarril.

Según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en 2015 por los ferrocarriles mexicanos se transportaron 53.6 millones de personas, no obstante, sólo el 0.4% de este total correspondió al desplazamiento entre distintas poblaciones.

Hoy en día, los ferrocarriles de México son usados principalmente para el traslado de carga de todo tipo de productos. Con base en datos de SCT, en 2015 se llegó a movilizar un total de 120 millones de toneladas, las cuales incluían 58 millones de productos industriales, 30 millones de productos agrícolas, 15 millones de productos minerales, 11 millones de productos petroleros y 5 millones de inorgánicos.

La construcción del ferrocarril en México inició en la década de 1840; en 1850 se inauguró el primer tramo, el cual medía 11 kilómetros y unía a Veracruz con el Molino. El apogeo de la construcción de vías férreas en nuestro país tuvo lugar entre finales del siglo XIX y principios del XX, sobre todo durante el gobierno de Porfirio Díaz. No obstante, a continuación el proceso sufrió una considerable lentificación.

Según datos de SCT, en 2015 la extensión total de vía férrea en México superaba los 26,700 km, que incluían 17,200 km de vía principal y secundaria concesionada, 4,450 km de vía auxiliar y 1,550 de vías particulares, además de 3,500 km de vía fuera de servicio.

Una vez concluido el megaproyecto del actual Gobierno Federal, el “Tren Maya”, se espera que la extensión total del ferrocarril mexicano aumente en 1,460 km.

Las principales empresas ferroviarias que operan en México actualmente son las siguientes: Ferromex, KCSM, Ferrosur, FTVM, Coahuila-Durango, CFCHM y Admicarga. De todas ellas, Ferromex es la más importante, pues moviliza más de la mitad del total de carga transportada por los caminos de hierro mexicanos.

Mircea.mazilu@hotmail.com

¡Participa con tu opinión!