Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Aunque impensable para los conductores mexicanos, ingresar en caminos de terracería y salpicar peatones con un charco de agua son motivo de multa en países como Japón, Islandia y Australia. Éstas son 8 reglas viales que, aunque extrañas, se mantienen vigentes en reglamentos de tránsito de otras partes del mundo.

1. Islandia: sin salir del camino

Con cascadas, glaciares y terrenos volcánicos dominando el horizonte en Islandia, puede sonar a una gran idea el salir en búsqueda de una aventura a bordo de un vehículo todoterreno. Sin embargo, en aquel país se encuentra prohibido abandonar los caminos autorizados, por lo que improvisar una ruta off road puede conllevar una multa si uno no se encuentra previamente informado sobre el recorrido que realizará.

2. Tailandia: conductores vestidos

Con una temperatura promedio de 30 grados centígrados, puede sonar tentador quitarse la playera para conducir por Tailandia. Salvo porque es ilegal. Ya sea que uno esté a bordo de un auto, una motocicleta o un scooter, debe conservar el dorso cubierto, algo que, de acuerdo con las autoridades, también aplica para los turistas que visiten aquel país.

3. Alemania: ojo con la gas

Detenerse a un costado de una autopista con tramos que carecen de límite de velocidad no es algo precisamente seguro y, por ello, en Alemania los conductores pueden hacerse acreedores a una multa en caso de que su vehículo se quede sin gasolina al recorrer una Autobahn. Debido a que se considera una falla prevenible, el no acudir a la gasolinera en el momento correcto puede significar una multa de 70 euros.

4. Australia: inspección de papas

Desde 1946, los conductores tienen prohibido el traslado de más de 50 kilos de papas siempre que no pertenezcan a la Corporación de Ventas de Patatas. De hecho, los agentes del mismo organismo pueden detener a los vehículos sospechosos de llevar este tipo de mercancía para su inspección.

5. Bahréin: multas de peso

En este país asiático pasarse una luz roja tiene grandes consecuencias. El reglamento de tránsito de Bahréin permite a los agentes locales enviar a la prisión a los conductores por cometer infracciones como utilizar el smartphone mientras se conduce, correr un auto a alta velocidad o incluso modificar un vehículo sin el permiso adecuado.

6. Japón: ‘aguas’ con los días de lluvia

La cortesía japonesa llega incluso al reglamento de tránsito del país asiático. De acuerdo con el mismo, si el conductor de un auto salpica con lodo o agua a un peatón, deberá pagar una multa de 6 mil yenes, equivalentes a mil 150 pesos, e, incluso, cubrir el pago de la lavandería del afectado.

7. Rusia: placa reluciente

En Moscú, más vale echarle un ojo a la placa del automóvil al salir de un camino de terracería o después de una tormenta, pues si la visibilidad de la misma llega a estar obstruida por lodo, nieve o suciedad puede ser motivo de una sanción.

8. Estados Unidos: a cuidar neumáticos

¿Rechinidos de llantas? No en Derby, Kansas. En esta población de 25 mil habitantes se encuentra prohibido cualquier aceleración innecesaria con el auto, así como deslizamientos deliberados y el arrojar grava o tierra con las llantas. En otras palabras, el hacer donas con un deportivo de tracción trasera es algo impensable y que puede acarrear una multa de 500 dólares o una sentencia de 30 días en prisión.