La Conferencia Nacional de Procuración de Justicia (CNPJ) exhortó a los titulares de los poderes ejecutivos de las entidades federativas del país, para que implementen a la brevedad posible políticas y programas de capacitación, formación continua y profesionalización del personal adscrito a las instituciones de seguridad pública y protección ciudadana, tanto del ámbito estatal como del orden municipal, con la firme intención de que las personas detenidas por la comisión de algún delito no obtengan de manera sencilla su libertad.
De acuerdo a cifras presentadas por el INEGI, durante el 2018 se cometieron más de 33 millones de delitos, se iniciaron más de un millón 900 mil carpetas de investigación, y alrededor de 200 mil asuntos fueron ingresados como causas penales a los órganos jurisdiccionales.
De conformidad con el Registro Nacional de Detenciones, en el periodo del 23 de noviembre 2019 al 31 de julio 2020 se registraron 70 mil 886 detenciones por hechos del orden federal; 46% de las detenciones efectuadas por policías municipales y 32% por policías estatales. Al realizar una revisión de las razones por las que se otorgó la libertad a los detenidos, en el 81% de los casos influyó negativamente la forma de presentación del Informe Policial Homologado (IPH).