Decesos, hospitalizados y nuevos positivos por COVID-19 se incrementaron en la entidad a lo largo de la última semana, lo anterior de acuerdo con el reporte semanal proporcionado por el Instituto de Servicios de Salud del Estado.
Los datos más actualizados proporcionados por el sector salud, detallan que para la semana número 35 la cifra de personas fallecidas por la pandemia, incrementó casi al doble, al pasar de 19 a 37 para este día. De las personas fallecidas recientemente reportadas 25 de ellas no contaban con ninguna de las dos dosis contra la pandemia, mientras que 3 más contaban con su esquema incompleto, en tanto que los 9 restantes tenían su esquema anti-COVID-19 completo.
Las principales comorbilidades en personas con esquema completo de vacunación, obedecen a problemas de hipertensión, diabetes tipo dos y obesidad. Por su parte, las complicaciones en personas fallecidas por la pandemia sin tener su esquema de vacunación completo, obedecen a hipertensión arterial, diabetes tipo dos y obesidad, principalmente. Mientras que los decesos en personas sin vacunas, corresponden a comorbilidades relacionadas por diabetes tipo dos, hipertensión arterial así como insuficiencia renal crónica, sólo por mencionar algunos.
En cuanto a personas hospitalizadas por COVID-19, la atención médica incrementó en 17 más durante el mismo periodo, llegando a 137 al corte más reciente. De la misma manera, el número de nuevos contagios tuvo un ligero incremento, al llegar a 759 para esta semana, equivalente a nueve más que la semana previa.
Finalmente, la hospitalización reportada por el ISSEA, detalla que se encuentran 81 personas internadas sin vacunar, 28 más con esquema incompleto y 28 pacientes con esquema completo. En total, se han aplicado un millón 186 mil 13 dosis contra COVID-19, en grupos etarios de 18 años en adelante, grupos sensibles como mujeres embarazadas, maestros y personal de salud.