La Dirección de Salud Pública del Municipio de Aguascalientes ha aplicado mes tras mes un promedio de 20 a 25 sanciones económicas que oscilan de 5 mil a 7 mil pesos a comerciantes ambulantes, tianguistas o en mercados públicos por reincidir en violaciones al Código Municipal y las obligaciones sanitarias, informó la secretaria de Servicio Públicos, Miriam Rodríguez Tiscareño.

Señaló que a lo largo de toda la pandemia, el Departamento de Regulación Sanitaria Municipal ha estado muy activo en la prevención del contagio por el COVID-19 y por esa razón se mantiene presencia permanente en tianguis, mercados y en la vía publica para llevar sanitizante, gel antibacterial y cubrebocas.

Con este último decreto, ha acompañado a la Guardia Sanitaria para realizar las verificaciones en los puestos ambulantes, tianguis y mercados, y también se ha estado reportando al ISSEA cuando alguien no cumple.

Dentro de las facultades municipales, dijo que a los comerciantes ambulantes en tianguis y en mercados se les llama la atención la primera vez por parte de los inspectores de regulación sanitaria, pero si hacen caso omiso y reinciden es cuando se opta por levantar un acta y finalmente se llega a las sanciones económicas.

Indicó que un promedio de 80 actas se levantan mensualmente en el Municipio de Aguascalientes y de éstas se generan entre 20 y 25 sanciones económicas porque los comerciantes no cuentan con los espacios para lavarse las manos, no tienen el acrílico de protección para guardar la distancia, entre otras.

Si alguien no trae cubrebocas, los inspectores no se retiran hasta que las personas cumplen con la obligación o si se niegan se le reporta a la Guardia Sanitaria y a la Dirección de Reglamentos capitalina para que proceda a la clausura y no puedan operar en esos espacios públicos.

Finalmente, aseveró que los comerciantes sí pagan las sanciones económicas que reciben, porque si no lo hacen al volver a ser verificados se llega con la Guardia Sanitaria y la Dirección de Reglamentos para que les clausuren.