En lo que va del año, el Fondo de Apoyo Social del Municipio capital ha canalizado 60 millones de pesos y acumula un déficit por 20 millones de pesos para asistir a una población superior de 40 mil usuarios empadronados entre pensionados, jubilados y en situación de vulnerabilidad, informó el director de la CCAPAMA, Refugio Muñoz de Luna.
A causa de la contingencia sanitaria, se dejó a un lado que los empadronados debían renovar su registro de manera anual, ahora el trámite es automático y ya se trabaja un convenio con la Dirección de Registro Civil para acceder a la información de manera oportuna cuando van falleciendo por diferentes situaciones.
En entrevista con El Heraldo, el titular de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado detalló que el 70% de la población atendida en el FAS son pensionados y jubilados, y el 30% restante se relaciona con los sectores vulnerables del municipio capital.
“La bolsa de recursos del FAS proviene de la recaudación vía tarifa de agua potable, y un porcentaje de 4.63% se canaliza al fondo de apoyo social”, detalló.
El director de la CCAPAMA mencionó que hasta el momento se han recaudado 40 millones de pesos que se envían al FAS y a causa del incremento de la pirámide poblacional se tiene un déficit de 20 millones de pesos, es decir se han canalizado 60 millones de pesos a ese programa.
“Ese déficit es conciliado entre la CCAPAMA y Veolia con respecto a reconocimiento de adeudos en cuanto a temas de deficiencias en el servicio, fallas en el suministro, y de esta manera se equilibra ese concepto”, indicó finalmente.