La cosecha de cebolla del ciclo otoño-invierno fue de seis mil toneladas, que obtuvieron los agricultores en una superficie establecida de 200 hectáreas, en donde la producción y la calidad se han incrementado año con año, así lo informó el secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial, Miguel Muñoz de la Torre.

El funcionario indicó que son un poco más de 87 productores los que se dedican a este cultivo en la entidad, y el rendimiento que obtuvieron por hectárea fue de 31 toneladas, de acuerdo a datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera.

El funcionario estatal dijo que la producción de cebolla se concentra la mayor parte de la superficie en el municipio de Asientos, y también se produce en Pabellón de Arteaga, Rincón de Romos, Calvillo, Tepezalá y Jesús María, y se comercializa de manera local y nacional.

Cabe señalar que el consumo per cápita anual es de 10 kilos a nivel nacional y México es el doceavo productor mundial con 1.4 millones de toneladas al año. Esta hortaliza es de origen asiático y fue traída a América por los europeos.