Luego de que autoridades estatales dieran a conocer que en breve personas privadas de su libertad por el pago de un algún delito, serán próximas a vacunarse contra COVID-19, máximos representantes de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y de los Centros de Reinserción Social entrarán en coordinación con autoridades del sector salud, para planear cuanto antes la estrategia a seguir.
Actualmente, existen en la entidad 54 adultos mayores recluidos en los Ceresos, de los cuales 30 de ellos se encuentran en el municipio de El Llano, 20 más en el penal de Aguascalientes, mientras que 4 de ellos están en el femenil. Aun cuando al interior de los Centros de Reinserción Social en la entidad no se han registrado casos positivos de la pandemia, dado el factor de riesgo que existe por la edad de los presos antes mencionados, resulta estratégico para las autoridades estatales su pronta inmunización.
Una gran parte de los presos de la tercera edad presentan padecimientos crónicos degenerativos, por lo que son regularmente controlados por médicos de los mismos Ceresos.